La Rioja

El obispo recuerda la solemnidad del día Todos los Santos

Un misionero riojano, en clase de deporte en Mauritania. :: l.r.El obispo Escribano. :: m.h.
Un misionero riojano, en clase de deporte en Mauritania. :: l.r.El obispo Escribano. :: m.h.

Ha escrito el obispo: «El mes de noviembre comienza con la solemnidad de Todos los Santos, a la que sigue la conmemoración de los fieles difuntos. La realidad de la muerte cuestiona siempre la vida y el corazón del hombre y del creyente. La vida eterna que sucede a la muerte, se presenta como un elemento fundamental en la experiencia cristiana. Os invito a rezar por vuestros familiares y amigos fallecidos y por todos los fieles difuntos, a la par que renovamos nuestra fe en la vida eterna» (Pueblo de Dios, n. 343).