La Rioja

El monasterio organizará el 20 de mayo la subida anual a Valvanera

  • La marcha, recuperada por la abadía tras el abandono de Adonar, pretende «mantener las tradiciones vinculadas a la patrona de La Rioja»

La marcha anual al Monasterio de Valvanera, con el nombre de Valvanerada o el que se decida, está siendo organizada por la abadía benedictina y tiene prevista su celebración durante la noche del 20 al 21 de mayo del 2017.

La decisión se hizo pública ayer a través de un comunicado en el que se afirmaba que desde el monasterio de Valvanera quieren «recuperar y mantener las tradiciones vinculadas a la patrona de La Rioja para seguir fomentando todas las actividades vinculadas a un lugar tan emblemático». Por esa razón, «la marcha a Valvanera se va a celebrar el próximo 20 de mayo», y aunque afirman que parten de cero, sin recursos económicos previos para ello, cuentan «desde hoy mismo con todos los colaboradores, patrocinadores, Ayuntamientos e instituciones para llevar a cabo este proyecto. Toda la organización se va a desarrollar a través de esta abadía».

Según explicó ayer el colaborador de la abadía Fran Echevarría, en estos momentos se está trabajando en la conformación de esta marcha a la que desde Valvanera pretenden, sin restarle el mérito deportivo que tiene, sumar otros valores, como el carácter de romería que facilite la realización de una ofrenda floral a la patrona de La Rioja al finalizar la marcha, así como imprimirle un tono más festivo, contando con ayuntamientos y asociaciones. La idea, como explica el comunicado, es contar «con servicios religiosos en el monasterio más frecuentes de lo habitual, actividades festivas y culturales en los diferentes puntos del trayecto y en el propio Santuario de la Virgen de Valvanera», poniendo en valor «las tradiciones riojanas con su patrona».

¿Varias salidas?

Entre las posibles novedades tampoco se descarta que, en vez de realizarse una sola salida desde Logroño, haya varias, desde diferentes lugares, e -incluso- una marcha más corta dirigida al público familiar o para quienes no puedan completar el recorrido de 63 kilómetros.

En esta primera fase de preparativos ya se ha hablado con los ayuntamientos y con la Delegación del Gobierno, que han comprometido apoyo total a la iniciativa, y el siguiente reto será organizar las inscripciones. El mismo portavoz adelantó ayer que el plazo se podría abrir después de Semana Santa, a finales de marzo o principios de abril, y que la cuota que se está barajando rondará entre los 11 y los 15 euros, una cifra inferior y más asequible que la de los últimos años.

Además, del dinero que se recaude, el abad de Valvanera ha propuesto que se destine el 33 por ciento a una obra de carácter social que trabaje dentro de la Rioja, como puede ser la Cocina Económica, Cáritas, las religiosas clarisas de Nájera o proyectos similares.

Para la búsqueda de apoyos financieros, ya que la abadía no dispone de ellos, se ha decidido contactar, además de con las instituciones, con las asociaciones, empresas, clubes deportivos y todo tipo de entidades.