La Rioja

Acabar con los cables, el gran enemigo

  • Facebook prueba un nuevo modelo inalámbrico de Oculus, su visor de realidad virtual

Lucky Palmer es una autoridad dentro del gremio tecnológico. Al menos cuando se pronuncia sobre la realidad virtual. No hay que olvidar que fue él cuando era un universitario abandonó sus estudios y creó Oculus, que financió a golpe de 'crowdfunding' en la web Kickstarter. Facebook remató la jugada con la compra, un movimiento que supuso el despegue de esta tecnología, que ahora involucra a otros gigantes como Samsung, Google, Sony y HTC. Palmer afirmó, en su momento, que el mayor reto de la realidad virtual era volar libre, sin ataduras. «Los cables son el mayor enemigo de esta tecnología», afirmó.

Lo cierto es que a día de hoy, las únicas opciones sin este tipo de cables son las Gear VR, Daydream y otros sistemas pensados para móviles. Sin embargo, las HTC Vive, las PlayStation VR y Oculus -que ofrecen un mejor rendimiento, más inmersiva y potente- necesitan estar conectados al equipo, lo que limita los movimientos y, por tanto, la experiencia del usuario para sentirse dentro del entorno que está viendo.

Para avanzar en esta línea, la de tener una mayor libertad de movimientos, Facebook está testando un diseño inalámbrico porque lo considera necesario para lograr que la realidad virtual conquiste a las masas. Fue el propio Mark Zuckerberg quien subió una foto en el que se veía el casco 'Santa Cruz', tal y como ha sido bautizado este nuevo dispositivo. En la imagen que trascendió se pudo apreciar una pequeña modificación del sistema, como un bloque situado en la parte trasera de la cinta de ajuste de Oculus.

Apenas se conocen detalles sobre su comercialización y funcionamiento. Lo poco que se sabe se desprende de las palabras del fundador de Facebook que, en su conferencia de desarrolladores, adelantó que el nuevo dispositivo estaría a caballo entre «los equipos pensando para ser utilizados con ordenador» y «los que están alimentados por móviles». Este segundo tipo de dispositivos solo pueden ofrecer una visión de 360 grados desde un punto estático, debido a que no rastrean la posición de la cabeza del usuario.