La Rioja

«Los premios te dan una confianza que necesitas»

Forqué recibió el premio junto al alcalde Javier García. :: E.P.
Forqué recibió el premio junto al alcalde Javier García. :: E.P.
  • Verónica Forqué Actriz

«Desde que me he levantado en Madrid, estoy como en el día de mi cumpleaños», confesaba Verónica Forqué al llegar al Teatro Cervantes y saludar a todos mirando a los ojos y sonriente.

Para quien ha merecido tantos premios y reconocimientos, ¿cómo recibe el de un festival como Octubre Corto y una pequeña ciudad como Arnedo?

Con mucha ilusión y cariño, pues todos los reconocimientos son bonitos porque te demuestran el cariño de la gente. A Arnedo vengo con mucho cariño, pues he trabajado mucho en este teatro (por ejemplo, con 'Ay, Carmela' en el 2006). Y como me encantan las verduras, aquí vengo muy contenta desde que me invitaron.

Con cuatro Goyas, es la actriz que más cuenta junto a Carmen Maura. Ese número, ¿la convierte en una actriz a batir o alguien a quien pedir consejo?

¡Me encanta aconsejar! Aunque tengo mucho peligro... (risas). Los premios en su día me dieron mucha confianza, que es algo que todas las personas necesitamos, en especial los actores y actrices. Pero los premios son cosa del pasado. En su momento me ayudaron mucho, pero ahora los guardo en casa. No soy persona de mirar atrás, sino de asomarme al futuro.

Entonces, ¿mira sus películas? ¿Cómo se ve?

¡No, no! Nunca vuelvo a ver mis películas. No me gusta. Soy una persona que tiendo más a lo espiritual y no me gusta acumular. De hecho, no veas lo complicado que me ha resultado encontrar unos zapatos medio decentes para el acto de imprimir la huella en el Boulevard del Calzado. Al final, he encontrado unas botas monísimas (risas).

¿Y cuál es su presente?

Ahora es tiempo de mucho teatro. Estoy de gira con una obra del navarro Alfredo Sanzol, 'La respiración', un texto magnífico. Me gustaría poder venir con ella a Arnedo... le voy a decir al alcalde.

En Octubre Corto le describen como la sonrisa permanente. ¿Qué ha de pasar para que el cine español pueda sonreír?

Nuestro cine, nuestro teatro, nuestra España... vivimos tiempos difíciles y necesitados de sonrisas. Necesitamos que la profesión proteste más... aunque cuando lo hacemos se nos echa encima la derecha. Y un paso sería restar cine doblado, que son una gran competencia para la presencia de cine español.