La Rioja

Silencio tras la polémica

Ni palabra. Arturo Pérez-Reverte se blinda en el silencio. «¿De qué me habla?», dice cuando se le pregunta por el duelo verbal a florete, acre y desabrido, que ha librado en la prensa con su compañero en la RAE, el cervantista e historiador Francisco Rico. Lo dicho, dicho está y queda en los papeles. «Siguiente pregunta», dice un severo y desafiante Pérez-Reverte, que recibe a la prensa en una suite del hotel Palace. Inútil insistir. Y lo dicho es grueso, duro y desagradable. Se han zurrado los académicos con la saña de Quevedo y Lope en una polémica originada por el artículo que el novelista y antiguo reportero publicó en 'XL Semanal' el pasado 3 de octubre. Denunciaba cómo la Real Academia Española, en la que Pérez-Reverte ocupa el sillón T desde hace 13 años, «no siempre limpia y da esplendor» y al que contestó Rico.