La Rioja

La horrible verdad no deja de ser verdad

Manuel Llorente, Carmelo García y Daniel Agudo.
Manuel Llorente, Carmelo García y Daniel Agudo.
  • Gervasio Sánchez ofrece la conferencia 'La guerra no es un espectáculo' en La Gota de Leche, invitado por laCaixa

El fotoperiodista Gervasio Sánchez defiende que lo fundamental en el trabajo periodístico es «estar en el lugar de los hechos para contar lo que está pasando». Gran verdad. Así que allí estuvimos ayer, en la conferencia 'La guerra no es un espectáculo' que ofreció en La Gota de Leche dentro del ciclo 'Encuentros con compromiso' que organiza la Obra Social laCaixa. De hecho, Gervasio Sánchez fue presentado por Alberto Miguel Marín Rubio, director de Banca de Instituciones de laCaixa.

Como autoridad estuvo presente la concejal de Familia y Política Social del Ayuntamiento de Logroño, Paloma Corres, acompañada de las técnicos municipales Pilar Oca y Piedad Valverde. Junto a Piedad también estaba sentado el poeta asturiano afincado en Logroño Luis Iglesias, profesor de Filosofía galardonado con el III Premio Internacional de Poesía Asociación Cultural Fractal. No fueron estas las únicas caras conocidas. Lo cierto es que periodistas, fotoperiodistas o fotógrafos acudieron pocos, quizá sólo Guillermo Aísa, aunque los horarios laborales mandan... También acudió el artista y profesor del IES Batalla de Clavijo Carlos Rosales, junto a la comisaria de la sala Tondón de Briñas, Isabel Krug. Rosales invitó, si no 'empujó', a algunos de los alumnos a asistir al acto. Le hicieron caso, entre otros, Carla Pereyra, David González, María Martín e Irene Atrio, que acudieron en un primer grupo, y también Manuela Puch, Alba Soto y Diego Piqueras, armado con su propia y coqueta cámara de fotos analógica, ya casi 'vintage'.

Tampoco fueron los únicos jóvenes que acudieron a escuchar a Gervasio Sánchez, allí estuvieron, igualmente, Aitor Conde, Alicia Martínez y Ángela Aranzubía por una parte e Iñigo Senosiain e Iker Muguruza por otra. No obstante, los adultos también se interesaron por la conferencia, como Guadalupe Baños y Noemí Beltrán, que llegaron puntuales, elegantes y juntas; o Daniel Aguado, que se sentó en las últimas filas, al lado de Manuel Llorente y Carmelo García. Delante de ellos atendieron a la charla Esperanza Gómez y María Bolado.

Francisco Javier Roca asistió exhibiendo un fular y también armado, aunque en su caso con una tablet. Después, ya casi a punto de empezar el acto, llegaron Magdalena Berenguer y Elena del Rincón. «Lo más difícil para mí es decidir qué libros me llevo», confesó Sánchez describiendo los prolegómenos de sus viajes: «Los libros que no me lleve quizá no los lea nunca pero los que me lleve sé que los voy a leer». Habló, además, de la crueldad y violencia de las guerras, ofreciendo cifras horribles, como que en Siria se han producido más violaciones que habitantes tiene La Rioja. Estremecedora y dolorosa verdad.