La Rioja

El conflicto de Colombia se desnuda ante la cámara

  • La exposición, que se podrá visitar hasta el 31 de octubre en el Ayuntamiento de Logroño, se enmarca dentro de la sexta edición deFuturo en Español

  • El fotoperiodista Álvaro Ybarra retrata en 'Macondo' las distintas verdades de la guerra colombiana

Afirma Álvaro Ybarra que «Colombia es víctima del secuestro de su memoria». Es una aseveración dura, que advierte que la realidad en la que el país latinoamericano vive sumido desde hace más de sesenta años es una guerra civil de la que también la verdad sale fatalmente herida.

Con la pretensión de proponer una mirada desnuda, sin juicios políticos, sobre el conflicto armado que atenaza al pueblo colombiano desde hace décadas, el fotoperiodista Álvaro Ybarra presenta 'Macondo, memoria del conflicto colombiano, una muestra fotográfica que se puede visitar hasta el 31 de octubre en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Logroño y que se enmarca en las VI Jornadas Futuro Español.

La exposición se inauguró ayer en un acto que contó con la presencia del autor de las fotografías, Álvaro Ybarra; la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; el vicerrector de Estudiantes y Calidad Académica de la UNIR, Josu Ahedo, y el director de Futuro en Español, Javier Galiana, que estuvieron acompañados por la concejal de Cultura, Pilar Montes, y el comisario de la exposición, Jesús Rodríguez Rocandio.

Sobre la muestra, Galiana indicó que «trata de poner en valor la lengua como puente de oportunidades, como eje de negocio y como nexo cultural entre España y América Latina» y añadió que responde al objetivo de «reforzar la idea de que a través del idioma y del diálogo se resuelven todos los conflictos».

Para el fotógrafo, Álvaro Ybarra, lo importante ahora es «construir una paz en la que tendrán un protagonismo importante las futuras generaciones a través de las universidades y los centros educativos». «La educación es el mejor fusil para combatir por la libertad a través de la palabra y la formación», resumió el fotoperiodista bilbaíno.

Por su parte, Ahedo señaló que «las imágenes de la muestra permiten conocer un conflicto cuyo final definitivo está a punto de ver la luz». En el mismo sentido ahondó la alcaldesa de Logroño: «El poder y la fuerza de estas imágenes hablan por sí solas y nos retan a no dejar en el olvido el conflicto colombiano». Además, Gamarra felicitó al autor por «poner imagen a las palabras, que hace que se remuevan las conciencias y que se produzcan cambios» y animó a todos los logroñeses a visitar la exposición.

Sin generaciones en paz

Veintiocho imágenes en blanco y negro conforman esta muestra que llena las retinas del espectador con el sufrimiento latente de un pueblo, el colombiano, que «no cuenta con ninguna generación que haya vivido en paz», según atestigua el propio Ybarra.

Con una minuciosa escenografía, las imágenes, algunas de ellas de una descarnada dureza, cuelgan de la pared mediante cables que penden de un alambre de espino que circunda todo el espacio expositivo, como un mudo recuerdo hacia el territorio hostil en el que se mueven los protagonistas de las fotografías.