La Rioja

Un juzgado no ve incitación al odio en las vejaciones a Víctor Barrio en las redes

El diestro Víctor Barrio, durante una corrida en Madrid en mayo de 2015. :: Alberto Martín / Efe
El diestro Víctor Barrio, durante una corrida en Madrid en mayo de 2015. :: Alberto Martín / Efe
  • La viuda y los padres del torero mantienen a través de la Fundación Toro de Lidia las demandas contra los autores de los comentarios

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Paterna (Valencia) ordenó el sobreseimiento de la querella presentada a título particular por un abogado de Castellón, Vicente Balaguer, contra el profesor Vicent Belenguer. La titular del juzgado sostiene en su auto, fechado el 5 de septiembre, que la juez de Paterna entiende que en estas palabras no existe un delito de incitación al odio, porque el mensaje no exhorta a la población a cometer actos de odio o violencia contra un colectivo. La instructora estima que la opinión expresada puede constituir una injuria o vejación injusta grave, pero señala que esta acción punible «solo puede ser perseguida por el ofendido o sus herederos», como establece el artículo 215 del Código Penal.

Balaguer decidió acudir a la vía judicial el pasado mes de julio después de que este profesor -del que la Generalitat afirma que no ejerce como docente en la Comunidad Valenciana- insultara a Barrio. En un mensaje, que el maestro niega haber publicado, ya que alega que su cuenta de Facebook fue pirateada, Belenguer habría escrito el día de la muerte del diestro segoviano que «hoy es un día alegre para la humanidad. Bailaremos sobre tu tumba».

A pesar de este revés, el abogado castellonense anunció que formulará el pertinente recurso contra la orden de sobreseimiento de su denuncia y, si este no prospera, recurrirá en apelación ante la Audiencia Provincial. Dado que esta querella está formulada a título particular, es independiente y no prejuzga las acciones emprendidas por la viuda y los familiares de Víctor Barrio, que han encomendado su representación a los letrados de la Fundación Toro de Lidia (FTL). Los servicios jurídicos de este organismo interpusieron el 28 de julio una demanda de conciliación por injurias en las redes sociales, previa a una posible querella criminal, en nombre de la familia de Víctor Barrio -su viuda Raquel Sanz, y los padres, Joaquín Barrio y Esther Hernanz- frente al maestro valenciano. Este nuevo acto judicial se presentará el próximo viernes. «Nuestras denuncias siguen adelante», se reafirmó Sanz en Twitter tras el revés judicial del abogado castellonense.

Más demandas

Por otra parte, fuentes de la Fundación Toro de Lidia anunciaron que también tienen previsto presentar esta misma semana una demanda civil para proteger el honor de la familia de Barrio, una vez identificados los sujetos, ante el Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid, que abrió diligencias previas tras las denuncias presentadas por la propia Fundación el 11 y 12 de julio, el 11 de agosto y el 5 de septiembre por comentarios vejatorios sobre Víctor Barrio en internet.

Además, la Fundación tiene en preparación una demanda civil sobre el derecho al honor del niño Adrián Hinojosa, a quienes grupos antitaurinos desearon la muerte, y también una demanda de conciliación previa a la querella en defensa del pequeño, enfermo de cáncer y cuyo deseo es ser torero. La FTL también está pendiente de que sea admitida por el juzgado la querella presentada el 13 de octubre por un presunto delito de incitación al odio por mensajes en redes sociales.

Los servicios jurídicos de la FTL, Cremades & Calvo Sotelo Abogados, interpondrán acciones legales contra las personas que hayan atentado contra el derecho al honor de Hinojosa en nombre de su familia. Los mensajes iban dirigidos a Adrián a raíz del festival que con su nombre se organizó en Valencia el pasado sábado 8 de octubre en beneficio de la Fundación de Oncohematología Infantil.