La Rioja

'Swiss Army Man', de Daniel Radcliffe, triunfa en el festival de cine fantástico de Sitges

La insólita película estadounidense 'Swiss Army Man', protagonizada por Daniel Radcliffe, triunfó ayer en el festival de cine fantástico de Sitges, logrando el premio a la mejor película, en una edición en la que el público también encumbró la historia de una adolescente que descubre su canibalismo.

La cinta de Dan Kwan y Daniel Scheinert cuenta la historia de un náufrago (Paul Dano) que justo antes de suicidarse descubre un cadáver en la orilla (Radcliffe, premio al mejor actor), un cuerpo en descomposición y con graves problemas de flatulencias que empezará a hablar y se convertirá en su mejor amigo. Se trata de una propuesta arriesgada, con la que Radcliffe, conocido en todo el mundo por su encarnación del mago Harry Potter, deja definitivamente atrás la infancia con una historia llena de humor irreverente que funciona como reflexión sobre la amistad entre dos seres marginales.

La otra gran triunfadora de esta 49º edición del certamen, el más importante del mundo en su especialidad, fue 'Grave', de la debutante francesa Julia Ducournau, que recibió varios premios y arrancó aplausos en sus pases.

Esta historia de una tímida adolescente (Garance Marillier) que descubre su condición de caníbal venía precedida por crónicas de desmayos en sus primeros pases públicos. Pero más allá de sus escenas violentas la cinta aborda cuestiones como el descubrimiento de la sexualidad o las relaciones a veces difíciles con su propio cuerpo.

Además de las hordas de fans ávidos de sensaciones fuertes, este año también pisaron la localidad catalana dos actores veteranos que han marcado la historia del cine, incluido el fantástico, el sueco Max von Sydow y el estadounidense Christopher Walken.

El primero, de 87 años, con una carrera de más de 100 títulos y que en los últimos años ha participado en la saga 'Star Wars' o la serie 'Juego de Tronos', reivindicó su trabajo en el teatro y calificó de «compleja y enriquecedora» su experiencia con Ingmar Bergman, que le dio fama mundial.

Por su parte, el también veterano Walken, de 73 años, semiretirado, confesó que lo que más le interesa ahora es su gato y recordó una carrera construida con «esfuerzo y perseverancia» con papeles tan recordados como los de 'El cazador' o 'Pulp Fiction'.