La Rioja

La primera cámara fue una Kodak por la primera Comunión

De niño ya hacía fotografías cerrando los ojos y congelando la imagen en la retina. Su primera cámara fue una Kodak por su primera Comunión y su primera foto, una doble exposición fortuita de Carmen Sevilla y el mar. Luego llegarían los cursos de fotografía analógica, la elaboración de sus propios químicos para el revelado, la imagen digital... «Mi vida siempre he estado ligado de una u otra manera a la fotografía», reconoce Ángel Sánchez. Es más, apunta, «desde mi trabajo como creativo en varias agencias de publicidad he tenido la oportunidad de trabajar con grandes fotógrafos de moda y publicidad como Michael Wray, Michael Shelley, Paco Navarro, Toni Riera, etc. de los que he ido alimentando mi pasión».