La Rioja

Nueve hombres sin piedad

Pepón Nieto, en primer plano, en una escena de 'El jurado' de Avanti Teatro. :: l.r.
Pepón Nieto, en primer plano, en una escena de 'El jurado' de Avanti Teatro. :: l.r.
  • El drama de Blasco Vilches dirigido por Andrés Lima hace «un retrato social de la España actual» basado en la obra de Reginald Rose

  • Pepón Nieto e Isabel Ordaz protagonizan en el Bretón 'El jurado' de Avanti Teatro

Un político está acusado en un gran caso de corrupción. Un largo juicio sometido a una importante presión mediática donde el jurado popular deberá tomar una decisión: ¿culpable o inocente? Como Henry Fonda en 'Doce hombres sin piedad' y como José María Rodero en la memorable versión española de Estudio 1, Pepón Nieto protagoniza 'El jurado', un drama social que se representa hoy en el Bretón (a las 20.30 h.) dentro del 37º Festival de Teatro.

Aquella 'Doce hombres sin piedad', la obra del estadounidense Reginald Rose escrita inicialmente para televisión y posteriormente adaptada al cine (Sidney Lumet, 1957) y al teatro en numerosas ocasiones, inspira esta versión libre de Luis Felipe Blasco Vilches, montada por Avanti Teatro y dirigida por uno de los más personales directores de la escena española, Andrés Lima ('Hamelin', 'Elling', 'Los Mácbez', 'Medea').

Junto al versátil Pepón Nieto ('El eunuco') completan el elenco Isabel Ordaz, Josean Bengoetxea, Víctor Clavijo, Usun Yoon, Canco Rodríguez, Luz Valdenebro, Cuca Escribano y Eduardo Velasco, estos dos últimos, productores de Avanti y responsables del proyecto. En total nueve actores y no doce, aunque con igual capacidad para trazar «un retrato social de la España actual».

«En la obra americana -recuerda el autor-, un jurado delibera sobre si un joven es culpable o no de asesinar a su padre. Si el veredicto le es desfavorable será condenado a muerte. Todos están convencidos de su culpabilidad salvo uno, cuya duda razonable va impregnando a los demás en un thriller que desnuda aquella sociedad americana. En 'El jurado' nos encontramos nuevamente ante un jurado cuyos miembros tienen claro que el acusado es culpable, todos menos uno cuya duda irá derribando los argumentos de los demás».

El texto responde a nuestra actualidad, por eso en este caso el acusado es un político presuntamente corrupto, y los miembros que habrán de decidir el veredicto son: un pequeño empresario, la madre de un parado, un fanático del fútbol, una activista de izquierdas, un maestro, una inmigrante nacionalizada, un ultraconservador, una 'cerebro fugado' y un prejubilado, cada cual con sus criterios y también con sus prejuicios.

El desarrollo del texto, que solo mantiene del original su estructura dramática, responde a los principios del thriller, con varias vueltas de tuerca que aumentarán el suspense, jugando todo el tiempo con lo que el espectador sabe, lo que supone y lo que no se espera. A su vez, en 'El jurado' se pone sobre las tablas una pregunta que cada cual habrá de responder: ¿somos capaces de ejercer la misma justicia que exigimos?

'El jurado', estrenado en Madrid en primavera, cierra una trilogía sobre el teatro social que Avanti comenzó con 'El encuentro', que hablaba de política y Estado; y continuó con 'El profeta loco', sobre la religión. «Cerramos con 'El jurado', en el que queremos cuestionar nuestros mecanismos internos sobre la justicia -explica Eduardo Velasco-. Asumimos esta función desde la idea de que el teatro tiene que afrontar con valentía la época que vivimos».