La Rioja

Samsung detiene la producción del Galaxy Note 7, cuyas baterías siguen explotando

Seúl. El gigante surcoreano Samsung Electronics suspendió la producción del teléfono Galaxy Note 7, según confirmó ayer la agencia de noticias Yonhap. El aparato de alta gama tuvo un lanzamiento calamitoso, con varios casos de explosión de la batería, lo que obligó a a llamar a revisión a miles de aparatos. Primer fabricante mundial de teléfonos inteligentes, Samsung no confirmó plenamente la información de Yonhap -que citó como fuente a un proveedor del gigante asiático-, pero anunció un «ajuste de volúmenes de producción» del que debía ser su producto estrella. La crisis sigue acosando así a la empresa surcoreana que sufrió un fuerte revés en la bolsa de Seúl. Sus acciones llegaron a perder un 4% en la bolsa, pero cerró con pérdidas del 1,52%.

La decisión de suspender temporalmente la producción se habría adoptado en coordinación con las autoridades de consumo de Corea del Sur, Estados Unidos y China, según la fuente, que exigió mantener el anonimato.

El pasado 2 de septiembre, tras el lanzamiento anticipado del Galaxy Note 7, la compañía suspendió las ventas del dispositivo denominado 'phablet' (contracción de teléfono y tableta) y llamó a revisión 2,5 millones de unidades vendidas en diez países, después de que varios casos de explosiones se difundieran en Internet.