La Rioja

Muere el director Andrzej Wajda, maestro del cine polaco y Oscar honorífico

«Un gran personaje, un gran polaco, un gran patriota y un gran director han pasado a la eternidad». Lech Walesa, líder histórico del sindicato Solidaridad y premio Nobel de la Paz, se sumó ayer al lamento de Polonia en la despedida de su director de cabecera, Andrzej Wajda, que murió el domingo en Varsovia a los 90 años.

El Oscar honorífico que Jane Fonda le entregó en 2000 reconocía la dilatada trayectoria de un realizador que hizo de los recuerdos de la guerra y del proceso político que vivió su país las principales fuentes temáticas de su cine. Nacido en 1927, Wajda fue, ante todo, un comprometido cronista de las convulsiones sociales que han marcado la reciente historia europea. Hijo de un oficial muerto en la II Guerra Mundial, una vez finalizada la contienda ingresó en la Academia de Bellas Artes de Cracovia y, posteriormente, en la Escuela de Cine de Lodz. Sus tres primeros largometrajes, 'Generation', 'Kanal' y 'Cenizas y diamantes', muestran historias ambientadas durante la ocupación, la liberación y la inmediata posguerra de Polonia.

En los años 70, Wajda abordaría la liberación de los campos de concentración en 'Paisaje después de la batalla' . Crítico con la burocracia comunista que gobernó su país, la retrató ferozmente en 'El hombre de mármol', Palma de Oro en Cannes. Los problemas con las autoridades polacas le llevaron a trabajar en Francia y Alemania.