La Rioja

El aterrizaje de los drones automatizados revolucionará la industria

madrid. Tareas complicadas en entornos industriales que exigen precisión y destreza pueden automatizarse ya con drones que graban minuciosamente desde el aire por tiempo ilimitado gracias a una nueva plataforma con un sistema robotizado de cambio de baterías que aspira a revolucionar los procesos industriales.

La empresa israelí Airobotics ha desarrollado una solución altamente sofisticada con drones programables que ha empezado a instalarse con éxito en grandes instalaciones, tras superarse con ella dos de los principales desafíos que frenaban hasta ahora el trabajo con drones en la industria, en donde se exige una muy elevada profesionalidad, según sus responsables.

Uno, ampliar ilimitadamente el tiempo de vuelo de los drones más allá de los treinta minutos que suelen durar actualmente las baterías, y también en este caso, gracias a un sistema robotizado de recambio de pilas agotadas por otras nuevas, que permite a los drones recargarse solos y retomar rápidamente el vuelo para seguir trabajando.

Otro, garantizar el equilibro correcto y aterrizaje del artefacto no tripulado en determinadas condiciones meteorológicas, por ejemplo con viento de hasta 20 nudos (algo más de 35 kilómetros por hora).

El fundador y presidente de la empresa, Ran Krauss, ha avanzado en declaraciones a Efe que la compañía se encuentra actualmente en conversaciones con las autoridades de regulación aérea de Australia y EEUU para exportar a esos países los servicios de esta plataforma con la que han empezado a trabajar en Israel Intel y una empresa química con muy buenos resultados, ha añadido.

Hasta el momento, Airobotics, una empresa emergente de base tecnológica, ha levantado rondas de financiación por valor de casi 30 millones de dólares (26,7 millones de euros) y cuenta ya con un centenar de empleados (70 por ciento con perfil tecnológico).

Su fundador ha recordado que las funcionalidades de los drones aplicados a la industria son extensibles a todo tipo de ámbitos: vigilancia aérea, seguridad, control de robos, incendios, posibles fugas en instalaciones singulares, conservación de infraestructuras agrícolas o estudios energéticos, entre otros.

Los drones en la industria reducen coste de mano de obra al poderse prescindir de empleados sometidos a veces a tareas peligrosas gracias a estos artefactos, cuyos resultados profesionales son a menudo de más calidad que los humanos, según su fundador.