La Rioja

Tratamiento

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos, cuya elección, dosis y vía de administración dependerá del posible microorganismo causante y gravedad de la infección pulmonar. En los casos más frecuentes y leves con un antibiótico administrado por vía oral durante 10 días será suficiente. En los casos graves, que requieren ingreso en el hospital (aproximadamente el 20-30% de las neumonías) los antibióticos se administran por vía endovenosa junto a otras medidas de soporte como la oxigenoterapia, para aliviar la insuficiencia respiratoria. Con frecuencia la fisioterapia respiratoria y los fármacos broncodilatadores inhalados son útiles para eliminar secreciones y mantener los bronquios limpios y permeables.

Los antibióticos solo destruyen las bacterias y nunca los virus. Los antibióticos no son eficaces en las neumonías virales (por ejemplo, la gripe) pudiéndose utilizar antivirales específicos. Su utilización inapropiada es una importante causa de aparición de resistencias bacterianas a los mismos.