La Rioja

Eduard Fernández, mejor actor de un Festival de San Sebastián rendido al cine oriental

Fan Bingbing, mejor actriz. :: josé mari lópez
Fan Bingbing, mejor actriz. :: josé mari lópez
  • La china 'Yo no soy Madame Bovary' obtiene la Concha de Oro y su protagonista Fan Bingbing el premio a la mejor actriz

La mayor estrella que pisó San Sebastián en su 64 edición no se ha ido a casa de vacío. Desconocida en Europa pero una diosa en Oriente, Fan Bingbing es la mejor actriz del festival según el jurado, que ha aupado su película, 'Yo no soy Madame Bovary', a lo más alto del palmarés con la Concha de Oro. Feng Xiaogang dirige esta fábula de humor esquinado, que narra la odisea burocrática de una mujer que reclama a las autoridades que anulen su divorcio porque es falso: fue una treta urdida con su marido para conseguir un piso, lo que el hombre aprovechó para irse con otra.

'Yo no soy Madame Bovary' dejó fría a la crítica, que no entendió la decisión del realizador de rodar buena parte de su metraje con un encuadre circular, como si fuera una imagen en un medallón. Menos aún el momento en el que la protagonista es violada, pero al día siguiente confiesa a su asaltante que ha sido «maravilloso». Fan Bingbing, icono de estilo y la única actriz no estadounidense en la lista 'Forbes' de las mejor pagadas del mundo, confesó que con esta cinta -sin distribución en España- quería cambiar de registro y humanizar sus papeles.

Por su parte, Eduard Fernández contaba en San Sebastián que no le extrañaría recibir algún día en su teléfono una llamada de Francisco Paesa. El mismo día que llegó al festival a presentar 'El hombre de las mil caras' descubrió que el espía, gigoló y timador internacional estaba vivo en la portada de la revista 'Vanity Fair. Ayer, su móvil sonó por una noticia que le hizo mucho más feliz: era el mejor actor del festival por su deslumbrante composición del agente de los servicios secretos españoles más célebre de todos los tiempos.

A sus 52 años, Fernández suma la Concha de Plata a una larga lista de premios que incluye dos Goyas. El actor barcelonés aporta su aire inquietante y la sonrisa socarrona al fascinante personaje que Alberto Rodríguez lleva al cine en un 'thriller' trepidante y abrumador, que se estrenó el pasado viernes en los cines. 'El hombre de las mil caras' se detiene en la relación de Paesa con otro estafador, Luis Roldán, al que da vida en un papel de más lucimiento Carlos Santos. No habría estado mal que el jurado hubiera concedido un premio de interpretación ex aequo, de la misma manera que hizo el año pasado con Ricardo Darín y Javier Cámara en 'Truman'.

Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña obtienen un merecido premio al mejor guion por 'Que dios nos perdone', un 'thriller' protagonizado por dos policías en busca de un asesino en serie de ancianas en el tórrido verano en el que Madrid recibió la visita del Papa. Su mérito: dibujar unos personajes complejos y humanos, describir un Madrid de pesadilla perfectamente reconocible y capturar la desazón de un país sumido en la corrupción y la desesperanza.

El Premio al mejor director es para otro oriental, Hong Sang-soo, bautizado el Woody Allen coreano por tonterías como 'Lo tuyo y tú', enésima variación de sus eternos temas: las relaciones de pareja, el alcohol y los juegos metanarrativos. El Premio Especial del Jurado es para dos cintas correctas dentro de una tibia sección oficial sin un título arrebatador: la argentina 'El invierno', un relato de supervivencia en la Patagonia, y la sueca 'El gigante', otra historia de soledades, esta vez con un autista con malformaciones físicas.