La Rioja

El Supremo deja al niño de Sueca con su madre biológica

María José Abeng, la madre biológica de Juan, abraza a su hijo. :: r. c.
María José Abeng, la madre biológica de Juan, abraza a su hijo. :: r. c.

La batalla judicial por la custodia del pequeño Juan terminó ayer. El pleno de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo decía rechazar todos los recursos planteados por el Ministerio Fiscal, la Consejería de Servicios y Derechos Sociales del Principado de Asturias y los padres preadoptivos (Alberto Bordes y Noelia Estornell) para que el niño vuelva a vivir en la localidad valenciana de Sueca.

Los magistrados fueron claros en su resolución y recordaron que existe «constante jurisprudencia» de que contra las resoluciones sobre esta materia no caben recursos extraordinarios ante este tribunal, «de modo que la última palabra corresponde a las audiencias provinciales». Y como el máximo tribunal asturiano ya estimó un recurso de apelación de la madre biológica del menor y consideró que no se encontraba incursa en ninguna causa de privación de patria potestad, «siendo necesario su asentimiento en la adopción de su hijo», ya no es obligatorio un nuevo fallo. Incluso el auto, que se dará a conocer una vez redactado «no se pronuncia sobre el fondo del asunto».

De esta manera se cierra una polémica que comenzó hace más de seis meses, cuando la Audiencia Provincial de Asturias decidió devolver al niño a María José Abeng Ayang, madre biológica de Juan. La joven de 19 años tuvo al su hijo con 14 años cuando estaba en un centro menores tutelado por el Principado de Asturias; ante esta situación, la Administración dio en acogida al bebé cuando tenía 18 meses a una familia valenciana que después inició los trámites de adopción.

Sin embargo, la madre biológica comenzó hace un año las acciones legales -con ayuda de su madre, residente en Suiza- para recuperar a su hijo, deseo que ratificaron los jueces asturianos a comienzos de 2016. Durante seis meses, la pareja de acogida se negó a entregar al crío e incluso no acudió a una cita el 8 de agosto para entregarlo. Un mes más tarde, el pequeño Juan fue devuelto a María José en un cuartel de la Guardia Civil. Desde hace diez días intenta recuperar la normalidad en su vida en Oviedo.