La Rioja

La reiteración de los contratos temporales, ilegales para Europa

  • El Tribunal Superior de Justicia de la UE da la razón a una enfermera madrileña que encadenó contratos durante cuatro años

María Elena Pérez López, enfermera del Servicio Madrileño de Salud, entró a trabajar el 5 de febrero de 2009 y dejó de hacerlo en junio de 2013. Encadenó siete contratos justificados para la «realización de servicios determinados de naturaleza temporal, coyuntural o extraordinaria». Después de su despido, pidió explicaciones e interpuso un recurso en el Juzgado de lo Contencioso-administrativo número 4 de Madrid que, en un hecho inusual, lo elevó al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea (TSJUE) para que lo valorara. Y los magistrados son claros en su fallo: el derecho de la Unión se opone a una norma nacional que «permite la renovación de nombramientos temporales para atender necesidades temporales en materia de personal, cuando estas necesidades son en realidad permanentes».

«Si tienes una crisis como el ébola, es normal contratar a 25 personas, pero no para cubrir siempre un puesto», indica Luis García Botella, abogado de la enfermera. El TSJUE recuerda en su fallo que para evitar abusos en los contratos temporales se tiene que dar una de estas tres circunstancias: las razones objetivas que justifiquen la renovación de tales contratos, la duración máxima total de los sucesivos contratos de trabajo de duración determinada y el número de sus renovaciones. Como en España no se establecen en los dos últimos aspectos, el tribunal indagó en el último. Y no encontró nada para justificarlo.

Ahora, a la Comunidad de Madrid le toca realizar un cambio legislativo para evitar esta situación. «Se pueden pasar las enfermeras temporales a interinas», señala el letrado español, que no duda que esta situación se va a tener que regular en toda España y en todos los ámbitos de la Administración. Mar Rocha, portavoz del sindicato Satse, recordaba que tres de cada diez enfermeras que trabajan en Madrid tienen «trabajos precarios, o temporales o interinos». Desde la Organización Médico Colegial elevan hasta cuatro de cada diez el número de médicos precarios.