La Rioja

María José Abeng, madre biologica de Joan, y Noelia Estornell. :: efe
María José Abeng, madre biologica de Joan, y Noelia Estornell. :: efe

Vuelve con su madre el niño acogido en custodia por una pareja en Valencia

  • El matrimonio critica que la Audiencia de Oviedo ordene la entrega al no ser firme una sentencia a la que se oponen la Fiscalía y Bienestar Social

Joan, 'el príncipe de caramelo', como lo llaman cariñosamente sus vecinos de Sueca (Valencia), fue entregado ayer a su madre biológica tras convivir durante tres años con Noelia y Alberto, a los que llama 'papá' y 'mamá', en cumplimiento de una sentencia de la Audiencia Provincial de Oviedo. «Lo que más me duele es que al final el nene hasta se ha enfadado con nosotros porque le dejábamos con unos desconocidos», explica Alberto con la voz quebrada.

La resolución del tribunal echó por tierra el fallo del Juzgado de Primera Instancia número siete de Oviedo que dio por bueno el proceso de preadopción iniciado Noelia Estornell y Alberto Bordes, tras quedar la custodia del niño en manos de la Consejería de Bienestar Social de Asturias. La Audiencia de Oviedo ordenó el inmediato regreso del pequeño de cuatro años con su madre biológica, María José Abeng, de 19 años nacida en Guinea Ecuatorial. El Tribunal Supremo no se ha pronunciado sobre la suspensión cautelar de la entrega, reclamada por el matrimonio de acogida, que han recurrido el fallo, al igual que la propia Fiscalía y la Consejería asturiana

«Esto es una aberración jurídica», calificó Enrique Vila, abogado del matrimonio, que asegura que existe una nueva demanda de retirada de la patria potestad interpuesta por el Gobierno asturiano contra la joven madre biológica, después de que unos testigos vieran a María José «ebria, semidesnuda y reconociendo que su pareja le daba mala vida».

La retirada de la custodia de Joan se inició cuando la joven tenía 14 años. Entonces se quedó embarazada. En aquella fecha llevaba desde los 11 años internada en un centro de menores, al que fue tras discutir con su madre. Tras dar a luz, temerosa de que le quitaran al bebé, se marchó con él a su país.