La Rioja

Ejercicio físico y cáncer de mama

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y el Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid han demostrado que la participación en un programa de ejercicio físico específico puede resultar muy beneficioso para las pacientes con cáncer de mama, al mejorar su calidad de vida e incluso influir positivamente en su supervivencia. En concreto, el trabajo publicado en 'Cancer Research', reveló un menor impacto de los efectos secundarios de los tratamientos y, al hacer físicamente más activas a las pacientes, también hacía posible prevenir otras enfermedades, como cardiopatías u obesidad, que son determinantes para la reaparición de un tumor. Pese a los beneficios conocidos del ejercicio físico, se estima que en torno al 70% de las pacientes reduce sus niveles de actividad, lo que tiene un impacto negativo en su salud, ya que la inactividad propicia la aparición de una serie de enfermedades asociadas a los secundarios de los tratamientos.