La Rioja

Arturo Pérez-Reverte. :: J. R. Ladra
Arturo Pérez-Reverte. :: J. R. Ladra

Pérez-Reverte, entre espías y traidores

  • Lorenzo Falcó, un agente sin escrúpulos en la Europa en llamas del convulso siglo XX, es su nuevo personaje talismán

Madrid. Fiel a sus claves, Arturo Pérez-Reverte entra por la puerta grande en el mundo de la intriga, el espionaje y el 'noir'. El escritor y académico regresa este otoño a la arena editorial con una novela que protagoniza un nuevo y potente personaje, Lorenzo Falcó, un espía sin escrúpulos, antiguo traficante de armas y agente de los servicios de inteligencia que se mueve con extrema habilidad en la turbulenta Europa de los años treinta y cuarenta del siglo XX. «Será polémica», había anticipado el creador del capitán Alatriste, quien no descarta que su nueva novela sea el principio de una serie.

Y es que parece que Falcó llega para quedarse. Así lo sugería el escritor en abril pasado, cuando al presentar la compilación de la serie de su capitán Alatriste aludía a esta nueva aventura que ya estaba en manos de su editora, Pilar Reyes. «Será polémica y el lector la disfrutará», aseguraba entonces. Admitió sin modestia que le había salido «redonda», y que «muy probablemente» sería el principio de una serie. «Estoy convencido de que la editora pagará sin rechistar la cifra que le pida mi agente», dijo risueño el escritor, que con 64 años y una apabullante cadena de éxitos en el zurrón, podría dedicarse a navegar y a disfrutar de un vida que tiene más que resuelta. Pero esta nueva cita con el lector es la prueba de que piensa seguir «al pie del cañón mientras la salud me respete», como dijo entonces.

«Es su personaje más fascinante desde el capitán Alatriste», aseguran los editores de 'Falcó', que así se titula la nueva novela de Pérez-Reverte, que se publicará de manera simultánea en España, Latinoamérica y Estados Unidos. Alfaguara pondrá en las librerías el 19 de octubre esta «historia de violencia, tramas de poder y suspense» en la que «realidad y ficción se entretejen de manera brillante para conformar una extraordinaria novela de espías».

Andaluz de buena familia, comprometido únicamente consigo mismo, Falcó es egoísta, golfo, duro, desabrido, cabrón, rápido e implacable, como ese halcón al que alude su apellido. Y es que, según las claves desveladas por su creador, su nueva criatura encaja en ese patrón tan característico de los mejores personajes «revertianos». «Es un tipo amoral por completo, guapo, elegante, al que le gustan las mujeres, simpático, que sabe moverse tanto por los ambientes lujosos como por los trenes europeos, los grandes hoteles, balnearios, los lugares de los años 30 y 40 de las grandes ciudades, pero también por los sitios sórdidos de zonas de Estambul, los Balcanes, África, la España de la Guerra Civil, la Europa de la Guerra Mundial», explica el escritor a la agencia Efe.

«El mundo de Falcó era otro, y allí los bandos estaban perfectamente definidos: de una parte él, y de la otra, todos los demás», anticipa el narrador. Hará que su complejo personaje se mueva por una Europa en llamas, en plena ebullición ideológica y bélica. Por un Viejo Continente que pivota entre los totalitarismos encarnados en Hitler y Mussolini y el comunismo estalinista que impera en la Unión Soviética, una olla sometida a alta presión que tendrá sus estallidos en la fratricida e incivil guerra española y en la II Guerra Mundial.

Una geografía y unas coordenadas narrativas muy del gusto de Pérez-Reverte a las que se había aproximado en 'Tango de la Guardia Vieja' y a las que aspiraba a regresar. Asegura que la idea bullía en su cabeza «desde hace mucho» y reconoce que con su nuevo personaje se mantiene en su territorio narrativo, aunque entra en un lugar «en el que no había estado nunca».

Infiltrado

La ficción se remonta al otoño de 1936, cuando «la frontera entre amigos y enemigos se reduce a una línea imprecisa y peligrosa». Falcó recibirá el encargo de infiltrarse en una difícil misión que podría cambiar el curso de la historia de España. «Un hombre y dos mujeres -los hermanos Montero y Eva Rengel- serán sus compañeros de aventura y tal vez sus víctimas, en un tiempo en el que la vida se escribe a golpe de traiciones y nada es lo que parece» explican los editores. «Es una novela apasionante, de lectura adictiva, con la que Pérez-Reverte -aseguran- vuelve a crear un gran personaje comparable a los más destacados espías y aventureros de la literatura».

Nacido en Cartagena (Murcia) en 1951, Arturo Pérez-Reverte fue reportero de guerra durante más de dos décadas. Para el diario Pueblo y para TVE cubrió conflictos en todo el mundo, de Chipre y Líbano a Eritrea, pasando por El Salvador, Nicaragua, Mozambique, Angola, Irak, Croacia o Bosnia.

La publicación de 'El húsar' en 1986 fue el inicio de una carrera literaria jalonada de éxitos. Con más de veinte millones de lectores en todo el mundo, muchas de las 22 novelas que ha publicado desde entonces se han llevado al cine y la televisión. Títulos como 'El maestro de esgrima', 'El club Dumas' -dirigida por Roman Polanski-, 'La reina del sur', la superproducción 'Alatriste', de Agustín Díaz Yanes, o 'La carta esférica' que dirigió Imanol Uribe. Titular del sillon T de RAE desde 2003, es articulista de Vocento desde 1993.