La Rioja

La justicia dictó 131 condenas contra autores de incendios forestales en España en el 2015

Un bombero controla un incendio forestal en la provincia de Lugo. :: Eliseo / efe
Un bombero controla un incendio forestal en la provincia de Lugo. :: Eliseo / efe
  • La cifra supone 39 penas menos que un año antes, según la memoria anual de la Fiscalía de Medio Ambiente

Madrid. El año pasado disminuyeron tanto el número de investigaciones judiciales como de condenas por incendios forestales, según la última memoria anual de la Fiscalía de Medio Ambiente. Mientras que en 2014 el Ministerio Público analizó 579 casos en todo el país, y ese mismo año se impusieron penas a 170 personas, en 2015 las cifras cayeron hasta las 242 indagaciones y 131 sanciones.

Al menos una parte de este fenómeno, según la Fiscalía, se debe a un esfuerzo conjunto con la Policía por eliminar vertederos, cableado eléctrico y áreas recreativas -a menudo ilegales- que pueden elevar el riesgo de incendios forestales. «Los resultados obtenidos avalan la importancia de esta labor, que ha logrado reducir considerablemente los incendios provocados por estas instalaciones y actividades», destacan.

Según la Fiscalía, si en 2015 hubo menos vertederos de alto riesgo fue gracias a Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Estas comunidades son las únicas que han logrado reducir su número de forma sustancial. El tendido eléctrico de riesgo y las áreas recreativas, sin embargo, se han mantenido prácticamente iguales, con la excepción de Murcia, que redujo las zonas de ocio estival de dieciséis a seis en solo un año.

Además, la memoria de la Fiscalía recoge datos sobre los perfiles de los perpetradores de los incendios forestales. Un trabajo que permite separar a los autores en cuatro grupos: el pirómano reincidente -que representa el 15,7% del total-, el que lo causa en busca de un beneficio o por venganza -13,4%-, el que comete una imprudencia agrícola y coopera con la extinción -47%- y el imprudente que no coopera -23,9%-.

En la memoria anual se recoge que en 2015 se incoaron 2.232 diligencias de investigación y se produjeron 927 condenas por delitos ambientales de todo tipo. Las más destacadas por número son las de infracciones relacionadas con el urbanismo y la ordenación del territorio, que acumularon 455 sanciones en todo el país. Los daños a la flora y la fauna supusieron 220 condenas, por provocar incendios se dictaron 131 fallos condenatorios, por perjudicar el patrimonio histórico 16 más, y por delitos contra el medio ambiente, 37.

Otro de los delitos destacados, y que también persigue la Fiscalía de Medio Ambiente, es el del maltrato a animales de compañía, que el año pasado vivió un repunte importante. En 2014 el Ministerio Público analizó 75 casos, y ese mismo año fueron condenadas 62 personas por dañar a mascotas. En 2015, sin embargo, las cifras se dispararon a 163 indagaciones y 68 penas impuestas.

El documento también hace reivindicaciones. Pide que se tomen medidas que impidan más atropellos del lince ibérico. Los vehículos privados, recordó la Fiscalía, son los causantes de la mayoría de muertes de este animal en peligro de extinción. Según los ecologistas consultados para la elaboración del documento, el aumento de estos fallecimientos se debe al mal estado de las infraestructuras. Las administraciones, por su parte, lo achacan al aumento del número de felinos y, por tanto, de su área de influencia.

La memoria también recalca algunas investigaciones en las que trabajó la Fiscalía durante 2015, como el caso de la ampliación del vertedero Milá II, en Menorca, situado dentro de un área natural de especial interés y junto a un Parque Natural. También persiguieron el uso de cebos envenenados, colocados por ganaderos o cazadores para matar a varios depredadores, sobre todo al lobo.