La Rioja

Diego Urdiales actúa hoy en la plaza de toros de Dax

  • El torero riojano está anunciado ante astados de Fuente Ymbro con Iván Fandiño y Pepe Moral en el cartel

Diego Urdiales realizará esta tarde su último paseíllo antes de las dos citas que le esperan en la feria de San Mateo que comienza el próximo sábado. El torero de Arnedo vuelve a la plaza de Dax en la feria 'Toros y Salsa' con una corrida de Fuente Ymbro, la ganadería con la que más tardes se ha anunciado este año y con la que realizará el mano a mano del 21 de septiembre de La Ribera ante el diestro francés de Bèziers, Sebastián Castella. Urdiales se las ha visto con los astados de Ricardo Gallardo, propietario de Fuente Ymbro, en Madrid, Mont de Marsan y San Sebastián con el balance de una oreja al primer toro de la corrida de Illumbe en la Semana Grande donostiarra.

De las tres corridas que ha lidiado de esta divisa, la peor fue la de Mont de Marsan, donde el diestro riojano no tuvo la más mínima opción de triunfo con ninguno de sus dos astados. Sin embargo, en San Sebastián desorejó a un buen primero y en ese mismo festejo el mexicano Joselito Adame tuvo en su muleta uno de los mejores toros de la temporada, ya que aunque este hierro lleva una temporada irregular, la realidad es que en cada una de las corridas ha lidiado uno o dos astados con posibilidades de triunfo. Ésa es la esperanza a la que se agarra el torero riojano: «Está siendo un año complicado en ese sentido, pero nunca se sabe lo que una corrida concreta te puede deparar», explica. Dax es una plaza importante en la carrera del Arnedano: «Me gusta porque tiene una afición muy seria y siempre me han dado sitio. Tomé la alternativa en ella de manos de Paco Ojeda y he triunfado casi todas las temporadas. El año pasado corté una oreja muy importante y he salido dos veces por su puerta grande».

El cartel lo completan dos toreros que llevan un año irregular pero que también conocen el triunfo en Dax. Por un lado, el vasco Iván Fandiño, hace dos años gran triunfador de Madrid, y el sevillano Pepe Moral, que en su momento ganó el Zapato de Oro de Arnedo y que hace unas semanas en Madrid bordó el toreo a la verónica.