La Rioja

La OMS pide a los viajeros a países con zika que usen preservativo durante seis meses

El director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Peter Salama, y el jefe del Comité de Emergencias, Oyewale Tomori. :: efe
El director ejecutivo del Programa de Emergencias de la OMS, Peter Salama, y el jefe del Comité de Emergencias, Oyewale Tomori. :: efe
  • Corrige sus consejos y amplía el plazo tras comprobar que el virus persiste en el semen durante mucho más tiempo del que se creía

La epidemia de zika aún puede traer nuevas malas noticias. Ayer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo que corregir sus recomendaciones para ajustarlas a las últimos datos disponibles. Amplió a seis meses el periodo en el que aconsejan usar preservativos a cualquiera que haya viajado una región donde el virus está presente. Es, aclaran, la única manera de evitar nuevos contagios por vía sexual, y también de limitar el riesgo de embarazos de alto riesgo.

«Aunque la principal vía de transmisión de este virus son los mosquitos del género Aedes, cada vez son más numerosas las pruebas de que su transmisión sexual no solo es posible, sino de que es más habitual de lo que se pensaba», destacó la organización en un comunicado. Aunque los síntomas primarios del contagio suelen ser inocuos -la mayoría de infectados no se entera, y solo unos pocos sufren fiebre y conjuntivitis leves-, ya quedan pocas dudas de su relación con los casos de microcefalias y otros problemas neurológicos en fetos, así como su capacidad de provocar Guillain-Barré, una enfermedad grave, en adultos.

La recomendación llega después de que investigadores encontrasen virus zika en el semen de un varón 62 días después de que mostrase los primeros síntomas. «Es el intervalo máximo en el que se ha detectado el virus en el semen, pero no se sabe cuánto tiempo puede persistir porque no se han obtenido muestras secuenciales», indican desde la OMS. Hasta entonces, el periodo máximo de prevalencia del zika que se había identificado era de solo catorce días, aunque la carga viral era 100.000 veces mayor a la de la sangre. Por precaución, la organización ha decidido ampliar los días de cautela hasta los 180. Sobre todo para los hombres.

En el caso de las embarazadas, la OMS recomienda el uso de preservativos -o directamente la abstinencia- en caso de que sus parejas hayan viajado a una zona donde la epidemia está activa. «Al menos hasta el final del embarazo», recalcan. Si una pareja quiere concebir y alguno de los dos ha viajado a una región con transmisión activa del virus, recomiendan esperar ocho semanas desde la vuelta. O si el hombre ha mostrado síntomas de estar infectado, retrasar los planes los seis meses aconsejados.

Con esta rectificación de sus recomendaciones, la OMS iguala sus consejos a los que ya ofrecían los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de EE UU. Tras meses concentrada en América del Sur y Centroamérica, el zika saltó hasta Florida, donde ya se han registrado varios casos de contagio autóctono. Es decir, en la zona hay mosquitos con capacidad para transmitir el virus.

La OMS también ha aprovechado la ocasión para insistir en que todas las pruebas disponibles apuntan a que el zika sí es el causante del aumento desmedido del número de casos de microcefalia en fetos, de la aparición de otros problemas neurológicos y también de la mayor incidencia de Guillain-Barré. Esta última es una enfermedad autoinmune en la que el sistema de defensa del cuerpo ataca la capa que protege los nervios y acaba provocando una parálisis generalizada en todo el cuerpo. Y aunque con el tratamiento adecuado su letalidad es baja, este no siempre es posible.

Los médicos e investigadores que trabajan para conocer todos los detalles de la epidemia, que sigue desatada en la mayoría de países de América Latina, también han identificado trazas del virus en otros líquidos corporales. En orina y saliva, por ejemplo, se ha podido detectar zika hasta un mes después de que los pacientes presentasen síntomas.