La Rioja

Caen los casos de cáncer ovárico en el mundo gracias a las píldoras anticonceptivas

Madrid. El aumento del uso de los anticonceptivos orales entre las mujeres durante las últimas décadas ha provocado un efecto inesperado: en buena parte del mundo han caído de forma brusca los casos de cáncer de ovario. Ayer, un estudio publicado por la Sociedad Europea de Oncología Médica en la revista 'Annals of Oncology' puso cifras concretas a este fenómeno. En Europa, por ejemplo, se han reducido un 10% en una década.

Mientras que Europa en su conjunto ha vivido una reducción moderada de la incidencia del cáncer de ovario, esta ha sido mucho más importante en otras regiones del mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, entre 2002 y 2012 -el último año con datos-, los casos cayeron un 16%.

Aunque la tendencia general es al descenso, el fenómeno es diferente en cada país y los resultados también. El uso de anticonceptivos orales no es homogéneo a escala mundial, ni siquiera en lo que respecta a edades. En Hungría la reducción en la última década fue de solo un 0,6%, pero de más del 22% en Reino Unido.

«El principal motivo es el uso de anticonceptivos orales y de la protección a largo plazo contra el cáncer que proporcionan», explicaron los autores del trabajo, investigadores de la Universidad de Milán (Italia). A eso, destacan, deben sumarse también los efectos de la terapia sustitutiva hormonal para tratar los síntomas de la menopausia, y también a las mejoras en el diagnóstico y en el tratamiento.

Durante los años 90, explicaron los autores, las tasas de mortalidad por este cáncer a lo largo de Europa eran muy heterogéneas. Mientras que Portugal tenía la tasa más baja, con apenas 3,6 casos por cada 100.000 habitantes, en Dinamarca triplicaban esta cifra. Ahora ya no son tan grandes.

«Probablemente se debe a un uso más uniforme de los anticonceptivos orales en todo el continente. Sin embargo, aún se notan fuertes diferencias entre países como Reino Unido, Suecia o Dinamarca, donde más mujeres han tomado anticonceptivos desde hace más tiempo, sobre todo si se compara con países del Este o del sur de Europa como Grecia o España, donde el uso de anticonceptivos empezó más tarde y de forma menos generalizada».

Los investigadores creen que esta caída seguirá produciéndose al menos hasta 2020 en la mayoría de países. No en España, sin embargo. Según sus cifras, pasará de 3,7 casos por cada 100.000 habitantes a 3,9 hasta entonces.