La Rioja

El Papa invita a comer pizza a 1.500 pobres

El Papa invitó ayer a comer pizza napolitana a 1.500 pobres, atendidos por las Misioneras de la Caridad en Italia, tras la canonización de Madre Teresa. Según informó la oficina de prensa de la Santa Sede en un comunicado, los 'sin techo' invitados procedían de los albergues que las monjas de las Misioneras de la Caridad gestionan en Milán, Bolonia, Florencia y Nápoles. Viajaron durante toda la noche en autobuses para participar primero en la canonización y después en la comida, que tuvo lugar en el atrio del Aula Pablo VI.

El almuerzo fue servido por unas 250 hermanas de Madre Teresa, 50 hermanos de la congregación masculina y algunos voluntarios. Las pizzas fueron preparadas por una pizzería napolitana con su equipo de casi 20 personas y con el equipamiento móvil formado por tres hornos.