La Rioja

'Badarán que hablar' cierra un brillante ciclo de microteatro

Grupos participantes y organizadores. :: p.j.p.
Grupos participantes y organizadores. :: p.j.p.

badarán. El público ha salido encantado de la segunda edición del certamen de micriteatro 'Badarán que hablar' en el que han participado durante dos días un total de cinco grupos procedentes de localidades de fuera de La Rioja.

Finalmente, el reparto de premios ha sido el siguiente. El primero, dotado con 2.000 euros ha recaído en 'Ojos que nos ven corazón que lo siente', de la Compañía Robert Nilen (Madrid). Un impresionante monólogo en el que interpreta a un discapacitado cuyo sueño es bailar y que se transforma cuando lo logra. El segundo premio, dotado con 1.000 euros, recayó en 'El árbol de Hirosima', de la Compañía Kabia Teatro (Bilbao). El tercero, con 500 euros, fue para 'Boxers', de la Compañía Pez Limbo (Vitoria). El cuarto, 250 euros, fue para 'Amores que matan nunca mueren', de la Compañía Ridiculus Teatro (Sevilla). Y, por último, el quinto premio, dotado también con 250 euros, fue a parar a 'Consigo misma', de la Compañía Lula Castellanos (Madrid)

Todos los participantes coincidieron en valorar la experiencia como «muy positiva porque el teatro y los actores necesitamos estos espacios de participación y experimentación» y agradecieron al pueblo de Badarán las atenciones que han tenido con ellos estos días.

En el último pase de obras, realizado entre las siete de la tarde y las nueve y media de la noche, estuvo presente el director general de Cultura, Eduardo Rodríguez Osés, que también felicitó a los organizadores, la asociación cultural Peña Sopas de Ajo y el Ayuntamiento, y que valoró el certamen destacando que «con la cultura construimos a lo grande».

Como ya se hiciera el año pasado, cinco espacios del municipio se convirtieron en improvisados escenarios durante el sábado y el domingo: Bodegas David Moreno, Hotel Conde de Badarán, Bodegas Martínez Alesanco, Rivalia Bodegas y Viñedos y el espacio municipal El Prado. Para esta edición se habían recibido 52 obras procedentes de todos los rincones de España, e incluso del extranjero, con aportaciones de una compañía peruana y otra argentina. De esas propuestas, el jurado seleccionó las cinco obras finalistas que han ido votando al final de cada representación los espectadores.