La Rioja

El fiscal Stern afirma que los insultos al torero Víctor Barrio y su familia no son delitos de odio

José Ignacio Ruiz de Palacios, Enrique Stern y Diego Urdiales, ayer en la UR. :: juan marín
José Ignacio Ruiz de Palacios, Enrique Stern y Diego Urdiales, ayer en la UR. :: juan marín
  • El fiscal jefe del TSJ de La Rioja explicó en la UR que dichas conductas sí son delito «contra la dignidad de las personas»

Enrique Stern, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, explicó en su intervención de ayer en la jornada inaugural de la X edición del Curso de Verano 'Derecho, Toros y Sociedad' de la Universidad de La Rioja, que los insultos hacia el torero fallecido Víctor Barrio y su familia «no pueden ser tipificados como delito de odio», ya que no se corresponden a ninguna de las conductas descritas en el artículo 510 del Código Penal y asociadas al artículo 14 de la Constitución española: «No cabe invocar el tipo de lo injusto del delito de odio para encuadrar las actuaciones verbales desplegadas por aquellos individuos que insultaron en las diferentes redes sociales a la persona y a la familia del torero Víctor Barrio», apostilló.

Sin embargo, el fiscal jefe sí manifestó como «muy oportuna» la intervención de oficio de las fiscalías -en este caso apoyada en el tipo descrito en artículo 173 del Código Penal- por un «delito contra la dignidad de las personas». En este artículo se expresa textualmente que «el que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años». Y fue más allá Enrique Stern, ya que apuntó como posible la actuación que en la vía civil «pudieran desplegar los familiares más allegados al torero en reclamación de los daños y perjuicios que se hayan podido producir contra su imagen y memoria en este tipo de mensajes publicados en Internet a través de redes sociales como Twitter y Facebook».

Stern comenzó su ponencia con la descripción que hizo del odio Ortega y Gasset en sus 'Estudios para el amor': «Odiar es la anulación y el asesinato virtual, pero no un asesinato que se ejecuta una vez, sino que estar odiando es estar sin descanso borrando de la existencia al ser que odiamos». Y puso como ejemplo el famoso comentario en Facebook del profesor Vicent Belenguer Santos, aunque según la legislación española, «el delito de odio se circunscribe en exclusiva a motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad».