La Rioja

El Supremo avala el derecho de una mujer adventista a no examinarse un sábado

madrid. El Tribunal Supremo anuló ayer la resolución de la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia que desestimó la solicitud de una mujer, miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, de examinarse de una oposición cualquier día que no fuese sábado. Ese día de la semana estaba prevista una de las pruebas de la oposición autonómica a maestra de Educación Infantil.

Para los adventistas, el sábado es el séptimo día de la semana y lo dedican de forma exclusiva a la adoración de Dios en rememoración del día de descanso que el Génesis atribuye a Yaveh. Los fieles de esta iglesia, como los judíos ortodoxos, no pueden realizar ninguna actividad durante toda la jornada. La mujer no se presentó y, por tanto, fue excluída del proceso de selección.

La Xunta alegó entonces que se trataba de una prueba de llamamiento único, y que éste se debía realizar con todos los examinados a la vez para garantizar la transparencia del proceso. A la convocatoria, el 18 de junio de 2011, acudieron 48 personas.

La opositora adventista presentó entonces un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia al considerar que se había vulnerado su derecho a la libertad religiosa recogido en la Constitución, y también que se había incumplido la Ley de Libertad Religiosa, así como el acuerdo de cooperación entre el Estado y la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, que contempla exactamente esta excepción. Si las oposiciones han de celebrarse entre la puesta de sol del viernes y la del sábado, a los fieles de estas confesiones se les deberán ofrecer fechas alternativas.

Aunque el tribunal gallego desestimó el recurso, el Supremo lo ha aceptado, lo que habilita a la demandante a seguir el proceso de oposición y, si consigue más nota que el último de los aspirantes en superarla, obtener la plaza que le correspondería.