La Rioja

Una genial puesta de largo

Pablo Sáinz Villegas, con sus padres, Pablo y Maite, y Raúl.
Pablo Sáinz Villegas, con sus padres, Pablo y Maite, y Raúl. / JONATHAN HERREROS
  • La presentación de 'La novela del tiempo en diez mil versos', de Juan Ramírez, colmó de público el centro cultural Gran Vía Caja Rioja-Bankia

E l endecasílabo es el más usado de los versos en castellano. De sus variantes, Juan Ramírez eligió el propio o italiano para componer un libro que el miércoles presentó el doctor en Filosofía Clásica Emilio del Río que, como siempre, estuvo en su papel de erudito tan brillante como elocuente. El acto tuvo lugar en el centro cultural Gran Vía de Fundación Caja Rioja-Bankia, cuyo presidente, Juan Antonio Fernández Velilla, se sentó en primera fila.Cerca de éste, Gonzalo Capellán.

Ramírez explicó a la concurrencia lo esencial de su obra. El público llenó la sala que en su día creara el arquitecto Alfonso Millanes. Ocuparon asiento los artistas participantes en la edición de este libro. Rosa Castellot, Félix Reyes, Jesús Lasanta, Juanjo Ortega, Demetrio Navaridas, José Carlos Balanza, Óscar Cenzano, Carlos Rosales, la fotógrafa Teresa Rodríguez y Bernardo Sánchez, que estuvo un rato de pie en la penumbra de la puerta de entrada a metro y medio de donde se sentaba Eduardo Gómez.

Como una piña, parte de la familia del escritor, Montserrat, Elba, Merche y Marta Ramírez. Al filo del comienzo llegó su cuñado Enrique del Río. Saludamos a la periodista y pintora Julia Cibrián y no con menos admiración al gran artista riojano que es el simbolista José Antonio Olarte, cuya escultura 'Naves de paso' es posiblemente la más artística de cuantas reciben al viajero en las entradas de Logroño.

Acudió al evento nuestro director de Diario LA RIOJA, José Luis Prusén, y también Luis Alegre, José Luis Alonso, Enrique Aranzubía, el maestro de locutores Manolo González, Julio Sabrás, Elena Alesanco y Miguel Ubis.

Pablo Sáinz Villegas arrancó larguísimos aplausos en su estreno como compositor de las obras para este libro que el mismo interpretó. Siempre cerca de él, sus padres, Pablo Sáinz y Maite Villegas. Y tanto más cercana al músico, Valeria Catán.

Antes de comenzar se abrazaron cariñosos Pablo y Raúl Arráiz, quienes junto a la hoy profesora de flauta travesera Marta Hernández se habían iniciado en Logroño bien jovencitos en la interpretación musical en grupo.

Además de matemático-poeta -o viceversa- el autor se mostró como maestro promotor de ventas para su libro al comparar el coste de un ejemplar con el del pago de un peaje de autopista, «Martorell-Alfajarín, 29,70 euros -dijo- este libro, 30».

Vimos también a Enrique Martínez Glera, Ana Achiaga, Mayte Ciriza, Rosa Herreros y Mónica Orduña, que se unió al salir con su marido, Héctor Marín Provedo.

Seguramente al autor le cuadraron los números, 160 sentados abajo, 28 sentados arriba y 13 difuminados de pie.

Al salir, bajo un manto de lluvia, esperaba fuera Gorgorito, a que alguien cubriera su perenne sonrisa con siquiera un pequeño paraguas. De eso nada. Eso sí, 'La novela del tiempo en diez mil versos' de Juan Ramírez i Codina fue todo un espectáculo. «Fagocitar no pudo sin embargo/al libro original de Juan Ramírez/semejante y genial puesta de largo».