Viguera recupera su pasado

Grupo de danzadores y de vecinos de Viguera que volvieron a dar vida anteayer, día de Santa Ana, a las danzas de la localidad. :: a. m.
Grupo de danzadores y de vecinos de Viguera que volvieron a dar vida anteayer, día de Santa Ana, a las danzas de la localidad. :: a. m.

En la pasada festividad de Santa Ana, las danzas retornaron a la localidad tras permanecer en el olvido durante más de un siglo En los últimos años el municipio ha retomado varias tradiciones

PILAR HIDALGO* VALLEIREGUA@LARIOJA.COM

viguera. Viguera fue cabeza de reino, por lo que a este municipio que también integran Panzares y Castañares de las Cuevas no le falta historia y cultura. Algo de ese impresionante legado se ha ido olvidando por el camino, de ahí que el concejal de Cultura y Festejos y promotor de su candidatura a 'Mi Pueblo es el Mejor', Álvaro Manzanos, contemple las fiestas como una oportunidad para «explotar y recuperar nuestro patrimonio».

En los últimos años, Viguera ha emprendido una ardua tarea por traer al presente algunas de esas tradiciones abandonadas. La localidad inició el sábado sus fiestas de Santiago y Santa Ana, con una novedad sobresaliente en este 2017. Anteayer, festividad de la patrona, en Viguera cerca de 30 personas, entre niños y adultos, volvieron a dar vida a las danzas de la localidad, que se habían perdido hace más de un siglo. «Ningún vecino recordaba ya en Viguera haber visto danzar, por lo que iniciamos una búsqueda y recuperación de nuestras danzas en colaboración con Ana Rosa Terroba, del IER, y Reyes Jiménez, vecina de Viguera», explica Manzanos.

El proceso de recuperación de estos pasos ha deparado varias sorpresas. Han encontrado reseñas de que en el Cancionero de Burgos consta que los danzadores de Viguera iban a bailar a Pamplona en San Fermín o que el 'baile del Chulo' (una tonadilla que suena en todas las fiestas viguereñas en los descansos del baile y que si los vecinos no la escuchan no se van a sus casas para cenar o dormir) forma parte de una danza de Logroño. «Son pruebas de que aquí existían danzas, aunque no hemos hallado el traje», continúa el edil de Cultura y Festejos. El pasado día de Santa Ana las danzas volvieron a acompañar en pasacalles a la procesión. El próximo día 5, víspera del Ecce Homo, realizarán las venias; y en la jornada del 6, festividad de este patrón, reanudarán el pasacalles.

Viguera le ha puesto ganas a retomar sus costumbres de antaño. Aunque si no encuentran respuestas a sus raíces, tampoco tienen mayor inconveniente en dar forma a unas tradiciones nuevas. «Como muchas cosas no sabemos cómo eran, nos 'inventamos' otras, aunque dentro de un rigor histórico», señala.

Así, desde el 2016 llevan a cabo una ofrenda floral la víspera de la festividad del Ecce Homo, crearon un 'San Miguelito' para que el día de San Miguel los niños que cada año hagan la Primera Comunión lo saquen y desde el pasado año también participan en la romería de la Hermedaña del segundo fin de semana de agosto. «Y como el 15 de agosto todos los pueblos tienen fiesta y esta localidad no, decidimos en el 2015 instaurar un concurso de paellas». El objetivo al fin y al cabo es «dinamizar el pueblo y que haya más convivencia», declara el concejal.

Fotos

Vídeos