Velas, linternas a pilas y generadores para afrontar los apagones

En Ortigosa los cortes de luz resultan frecuentes, por lo que no hay casa sin velas ni linternas a pilas. Es el recurso al que se tienen que asir los ortigosanos cada vez que la luz se va. Las incidencias pueden ser de horas, aunque también se prolongan durante una, dos o hasta tres jornadas. «Muchos tenemos generadores», asegura uno de los vecinos, Ángel Crespo. Otros como Mari Carmen San Pedro disponen de «una cocina eléctrica y otra de butano, por si acaso».

Si el apagón tarda en resolverse, «a veces hemos tenido que tirar comida o helados de los arcones», dice la responsable del bar Casino, Bouchra Lamjabar. Y los niños extraen lecciones. «Así vemos cómo vivía la gente de antes», considera la pequeña Irene Maza, de diez años de edad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos