La variante de Murillo, al 40%

La variante de Murillo, al 40%
G.L.R.

La obra es la principal inversión en carreteras del Gobierno de La Rioja, con 3,8 millones

LA RIOJALogroño

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha destacado hoy que la construcción de la variante de Murillo de RÍo Leza «avanza ya a buen ritmo» y ha alcanzado un grado de ejecución del 40 por ciento.

Según ha informado el Ejecutivo regional en un comunicado recogido por Efe, Ceniceros ha hecho estas manifestaciones en su visita a las obras de esta variante, que se construye para «mejorar la seguridad vial y la calidad de vida de los vecinos al reducir el tráfico en el casco urbano» del municipio.

Los trabajos se encuentran en estos momentos en la colocación de las vigas longitudinales sobre las que se asentará el tablero del futuro puente sobre el río Jubera; se trata de piezas de 25 y 42 metros de longitud, con un peso de 87 y 145 toneladas, respectivamente; así este viaducto tendrá una longitud de 132 metros y una anchura de 12,5 metros.

El presidente ha destacado que se trata de «la principal actuación del Gobierno de La Rioja en el ámbito de carreteras esta legislatura, con una inversión de 3,8 millones de euros».

El jefe del Ejecutivo riojano ha recordado que la nueva variante conectará dos carreteras regionales, la LR-261(que va a a Ventas Blancas) y la LR-259 (de Galilea a Agoncillo).

Una vez concluyan las obras, el primer tramo de la variante de Murillo de Río Leza estará preparado para soportar el incremento del tráfico rodado previsto en esta carretera, en especial de vehículos pesados, y atenderá las necesidades de las actuales y futuras industrias que se instalen en el valle del Jubera.

Asimismo, facilitará la comunicación en Agoncillo con dos vías de alta capacidad en La Rioja: autopista AP-68 y la carretera N-232.

El nuevo trazado de la variante partirá de una glorieta que se construirá en la LR-261 (punto kilométrico 6,8); a continuación, se pasará por el viaducto que salva el cauce del río Jubera y más adelante se resolverá la conexión con la LR-259 con una nueva glorieta (punto kilométrico 10,2).

Por último, será necesario adecuar un tramo de 600 metros en la LR-259. Las dos rotondas previstas contarán con un diámetro exterior de 77 metros.

La variante de Murillo de Río Leza figura dentro de las actuaciones contempladas en el Plan de Carreteras 2010-2021 para mejorar las infraestructuras de comunicación y transporte en La Rioja.

Los últimos proyectos de estas características que se pusieron en servicio corresponden se localizaron en Castañares de Rioja (10,7 millones de euros) y Entrena (7,8 millones de euros), en ambos casos en 2011.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos