De tratos por Ventosa

El numeroso público que acudió a la cita de Ventosa siguió con atención las representaciones. :: /Félix Domínguez
El numeroso público que acudió a la cita de Ventosa siguió con atención las representaciones. :: / Félix Domínguez

Numeroso público acudió a la cita con los 'lechoneros'

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

La villa de Ventosa volvió a vivir ayer una nueva y exitosa jornada de exaltación de sus raíces con el Mercado del Trato, que cumplió su décimo quinta edición. La localidad se llenó por completo de gente que asistió y, en algunos casos, participó en el nutrido programa de actos preparado por el Ayuntamiento. No obstante, también resultó imprescindible la colaboración de la mayor parte de los vecinos, por no decir de todos, ya que la mayor parte de atractivos del mercado fueron preparados y llevados a cabo por los ventosinos.

Todo el pueblo estaba ambientado para la ocasión y en sus calles proliferaban los puestos de artesanía de diversos tipos. Además, en otros se podían degustar distintos productos locales, amén de los dos cerdos que, asados a fuego lento de brasa de leña, fueron consumidos ya a última hora de la tarde.

Pero, sin duda, los mayores atractivos de la jornada fueron las dos representaciones del trato, puestas en escena por un grupo de actores locales y seguidas con suma atención por mayores y pequeños, bajo la sombra de la iglesia de la localidad. De igual forma, los dos espectáculos teatrales de Sapo Producciones bajo el título 'Los mellizos van de trato' fueron muy aplaudidos.

Tampoco faltaron las exposiciones, una de ellas fue sobre la profesión de tratante o lechonero, muy arraigada en el municipio. La otra, montada en el interior de la iglesia, trató sobre la danza de Ventosa, lo que es un motivo de orgullo para los ventosinos por su singularidad y dilatada existencia. Por si fuera poco, hubo exhibición de aves rapaces y, quienes quisieron, pudieron ejercitarse en el tiro con arco o en el manejo de la espada.

Fotos

Vídeos