Soto intenta mejorar la cabaña ganadera

Unos hombres observan cómo descargan unas cabras en la III Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo celebrada ayer en Soto en Cameros. :: D.M.A./
Unos hombres observan cómo descargan unas cabras en la III Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo celebrada ayer en Soto en Cameros. :: D.M.A.

La III Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo acoge ovejas chamaritas, cabras, vacas, caballos y mulas

DIEGO MARÍN ABEYTUA

Soto en Cameros acogió ayer la III Feria del Ganado Selecto del Camero Viejo, que reunió a ganaderos riojanos y regiones vecinas como Navarra y Aragón. Hubo ovejas, cabras, vacas, terneros, caballos, mulas... Los corderos chamaritos fueron los que más llamaron la atención de los niños, mientras que los profesionales de la ganadería prestaron más atención a los bovinos.

Paco Martínez, de la ganadería Sole y Goita Rioja, de Daroca, cuenta con una treintena de vacunos, de raza limusin, de los que llevó tres ejemplares a Soto. «He venido desde el primer año y realmente me ha ido bien, siempre he vendido, para mí es muy positiva», valoró Paco. Sus principales clientes son otros ganaderos del Camero Viejo interesados en sus machos. «Traigo algo selectivo para mejorar las ganaderías, con estos animales van mejorando la genética de sus ganaderías», explicaba Paco Martínez.

·Más fotos en
larioja.com

Con las ovejas y corderos de la ganadería familiar Pilar Blanco, de Jalón de Cameros, estaba Raquel Sáenz, alcaldesa de este municipio del Camero Viejo y diputada regional. Su familia cuenta con unas 1.200 ovejas chamaritas, unas 200 cabras y unas 120 vacas, aunque sólo expuso unas 14 de las primeras como miembro de la Asociación Riojana de Ganado Ovino Selecto de Raza Chamarita. «Venimos a promocionar la raza chamarita, que es autóctona riojana, y, también, a ver qué machos vacunos hay para poder cruzarlos», declaró Raquel.

El alcalde de Soto en Cameros, Pedro Elías, manifestó durante la feria que la intención es «favorecer la ganadería, que es el principal medio de vida aquí, además del turismo, e intentar mejorar la cabaña ganadera». Los animales que se muestran y se venden están «saneados y testados», son «de buena calidad», y adquirirlos y favorecer su cruce mejora la especie. «Se va perdiendo todo, como en todos los valles, pero la principal actividad económica en el valle del Leza es la ganadería vacuna, caprina y ovina», detalló el alcalde.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos