Sergio busca a África

Un corredor de canicross convoca una batida de búsqueda el próximo domingo 20 de agosto para intentar encontrar a su perro perdido en la Sierra de la Demanda (Ezcaray)

Sergio y África
Sergio y África / L.R.
Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

El pasado lunes 31 de julio el joven logroñés Sergio Ferreira acudió a la Sierra de la Demanda a practicar senderismo con sus dos perros: el husky Lobo y la grifón África, los dos de tres años. En lo alto de Campos Blancos, a más de 2.000 metros de altitud, Sergio soltó los arneses de sus perros y estos empezaron a jugar, hasta que olieron el rastro de un animal y salieron disparados corriendo monte abajo. Normalmente regresaban al rato de perderlos de vista pero, después de una hora de inquietante espera, su dueño empezó a buscarlos.

Primero, de 13 a 18 horas aquel mismo día, pero no los encontró. Después pasó cuatro noches en aquel mismo punto donde perdió a sus mascotas, más otras dos intentas jornadas de búsqueda sin dormir, y sin suerte. Avisados todos los vecinos de las aldeas de Ezcaray (Altuzarra, Azárrulla, Posadas, San Antón, Urdanta, Cilbarrena, Zaldierna…), la búsqueda de Sergio se amplió, lo mismo acudía a pasar la noche que a recorrer los montes en bicicleta o en motocicleta, corriendo o andando.

«Mi vida son ellos», declara Sergio Ferreira, logroñés de 23 años, miembro del club Canicross Rioja y que ha competido con sus perros en pruebas como el Canicross Demanda Xtrem. Ninguna pista tenía sobre Lobo y África hasta que, de pronto, el día 6 de agosto alguien vio al primero en Azárrulla.

Sergio con África y Lobo, practicando Canicross con Lobo y una foto de África / L.R.

La pista insufló nuevas esperanzas a Sergio, quien, voluntarioso, ha ofrecido un bono de 100 euros en la tienda Rollerbike que regenta su padre para quien encuentre a sus perros. Y el primero apareció, cuatro días después, el 10 de agosto. Lo encontró un cazador de Fresneda de la Sierra (Burgos), muy cerca de donde se habían perdido, en Pozo Negro. «Tenía el arnés roto y una herida, probablemente se había enganchado en alguna parte y tiró hasta que se pudo soltar», explica Sergio, quien lo lleva con frecuencia al veterinario para comprobar su evolución.

La máxima preocupación del dueño es que África, la perra que falta por aparecer, es que se haya quedado atrapada por el arnés que lleva en algún árbol, con alguna rama, y no se pueda mover. Así puede ser un blanco fácil para algún otro animal, como los jabalís. Por eso, y con los ánimos renovados tras encontrar a Lobo, Sergio ha convocado una batida de búsqueda para el próximo domingo. Los voluntarios que deseen colaborar tendrán como punto de partida el parque de Tenorio de Ezcaray a las 15 horas del próximo domingo 20 de agosto. «Con unos mapas de los montes de Ezcaray, y en grupos de dos, exploraremos zonas por las que no hay sendas transitadas, a ver si podemos encontrar a África», explica Sergio. Esta es la historia de un hombre que no sólo no abandona a sus animales sino que, cuando los pierde, no cesa en su empeño de encontrarlos. El hombre también puede ser el mejor amigo de los perros.

La persona que tenga alguna pista o encuentre a África, una perra de tres años, joven, raza grifón con el pelo recién cortado, puede llamar al teléfono 644877894.

Temas

Ezcaray

Fotos

Vídeos