Santo Domingo rescata su órgano

Representantes del Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento y catedral, en el coro durante el acto de firma del convenio celebrado ayer. :: albo
Representantes del Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento y catedral, en el coro durante el acto de firma del convenio celebrado ayer. :: albo

Un convenio hará que el instrumento vuelva a sonar 200 años después de incendiarse

J. ALBO

Hace casi 200 años, el incendio originado por un brasero tuvo graves consecuencias en la catedral de Santo Domingo de la Calzada. Entre los damnificados por el fuego estaba el órgano barroco, cuya tubería quedó fundida y, en general, sufrió grandes daños. Dentro de tanto infortunio hubo también suerte: el 'secreto' del órgano, es decir 'sus tripas', logró conservarse y ha llegado hasta nuestros días en buen estado y en condiciones de volver a funcionar.

Y eso es lo que hará, merced al convenio que la parroquia y la Consejería de Desarrollo Económico e Innovación firmaron ayer para la restauración del órgano, que data del siglo XVII -de los más antiguos de La Rioja- y está declarado Bien de Interés Cultural. El ejecutivo riojano aportará el 85% de los 135.839 euros que costará la intervención, que se realizará con las mismas técnicas e iguales materiales que se emplearon en su construcción para que suene tal y como cuando se construyó. La parroquia aportará el resto y además, tal y como se comprometió en su día si esta actuación se llevaba a cabo, afrontará por su cuenta la restauración de las tablas situadas bajo el órgano y de solventar los problemas estructurales que el peso del mismo han originado en esta zona. «¿De dónde va a salir el dinero?», se preguntó el párroco, Francisco José Suárez. «De la divina providencia y de nuestros bolsillos, aunque yo, para estas cosas, casi me fío más de nuestros bolsillos que de la divina providencia», bromeó durante la firma del convenio, que relanza esta actuación hacia la conmemoración, en el año 2019, del Milenario de Santo Domingo. Por su parte, la consejera Leonor González dijo recoger las voces que demandaban esta restauración y afirmó, en el mismo tono jovial de su antecesor: «No vamos a dejar pasar la oportunidad de pasar a la historia como aquellos que restauraron el órgano».

Fotos

Vídeos