IU Santo Domingo abandona el pleno tras llamar «alcalde ilegítimo» a Metola

Sánchez y García Metola, ayer. /Javier Albo
Sánchez y García Metola, ayer. / Javier Albo

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

El pleno enmarcó anoche un rifirrafe entre el alcalde, Agustín García Metola, y el concejal de IU, Jorge Sánchez, que abandonó el salón de sesiones tras acusar al primero de faltarle al respeto, mentir y llamarle «alcalde ilegítimo». El regidor municipal le replicó achacando su actitud a «postureo político», con vistas ya a las elecciones del 2019.

Detrás del enfrentamiento verbal está un asunto que ayer unió a toda la oposición: el tratamiento de las últimas mociones que vienen presentando como ruegos, lo que conlleva su exposición pero no votación, con lo que no pueden aprobarse. Tanto PP, como IU y el concejal no adscrito Carlos Barrón creen que ello hurta su labor política. Sánchez habló de «funcionamiento poco democrático de los plenos»; el 'popular' David Mena de «acallar la voz del pueblo» y Barrón, de «despropósito».

El alcalde explicó que detrás de esta cuestión hay tres informes jurídicos de los años 2014, 2016 y 2017, y que no es él sino la secretaria general quien califica los puntos del orden del día de las sesiones para que tengan un tratamiento u otro, de forma que cuando los asuntos de las mociones no se consideran competencia del Pleno pasan a formar parte del apartado de 'Ruegos y preguntas'. Eso pasó con dos que iba a presentar ayer IU y al PP con otra en la anterior sesión. Los 'populares' expresaron sus «serias dudas» sobre el asunto y pidieron que se solicite un informe a Política Local del Gobierno de La Rioja. Barrón recordó que en julio se trató una moción de IU para trasladar el concurso de calderetes al casco urbano. «¿Por qué antes sí y ahora no?», se preguntó.

El PP probó suerte al presentar dos mociones y, aunque el alcalde dijo entender que el tema de las mismas podría ajustarse a las competencias del pleno, los socialistas se abstuvieron a la hora de votar su urgencia, por lo que esta no prosperó y , por consiguiente, no se trataron.

Tras la sesión, IU emitió una nota en la que considera que «la deriva autoritaria y déspota del alcalde, el incumplimiento militante del compromiso programático para la investidura, así como las últimas iniciativas con el objetivo de impedir el tratamiento, debate y posterior votación de las mociones han hecho que su mandato sea legal, pero ilegítimo desde el punto de vista democrático, ya que uno de los puntos fundamentales del programa que le auparon a la alcaldía fue la transparencia y la participación ciudadana». A su juicio, el contenido de los plenos «es una homilía» y estos solo sirven para el «lucimiento del amado líder». Y advirtió al alcalde: «Que no espere la más mínima clemencia, ya que no vamos a tolerar que se humille a los vecinos» con la que calificó de «política bonapartista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos