Poca agua en las captaciones y nada en el cauce del Oja

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

Las aguas parecen volver a su cauce, poco a poco, aunque al Oja a su paso por Santo Domingo de la Calzada aún tardarán. Es pronto aún. Por ejemplo, en el 2015 el agua desapareció del río allá por la primavera y no se la volvió a ver hasta mediados de enero del año siguiente, el 2016. Y en este último, tras su despedida allá por mayo no reapareció hasta el 12 febrero del año en curso y lo hizo, casi, como 'visita de médico'... «El río Oja baja cuando se le antoja», dicen en la ciudad, aunque cada vez es menos cuestión de antojo y más de incapacidad manifiesta, la mayoría dice que por la meteorología y, muchos también, que por los bombeos aguas arriba, los pozos, etc. De momento, las lluvias caídas el viernes y sábado han alimentado arroyos e incluso el mismo Oja, en zonas aguas arriba. Los pronósticos parecen apuntar a la vuelta a la normalidad; de las cosas en su sitio y a su tiempo. Ojalá.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos