Un 'pantano' bajo Santo Domingo

El río Oja,a la altura del puente del Santo. :: albo/
El río Oja,a la altura del puente del Santo. :: albo

La localidad acoge el domingo 13 una ruta didáctica sobre Geología abierta al público en general

J. ALBO

«Santo Domingo, irónicamente patrón de los ingenieros en España, no pudo elegir un lugar menos apropiado para edificar su puente y, con él, su ciudad, ya que se sitúa donde más peligrosas y destructivas pueden ser las avenidas del río Oja». Esta será, entre muchas otras, una de las aseveraciones que podrán escucharse en la jornada didáctica 'El río Oja: un pantano invisible', organizada para el próximo domingo, día 13, por el departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza y el Colegio Oficial de Geólogos de Aragón, y coordinada por la Sociedad Geológica de España.

El punto de encuentro será la plaza de San Francisco, a las 10 horas, desde donde se realizará un recorrido con seis paradas. En la primera de ellas se hablará sobre el acuífero del río Oja. De allí, los participantes se trasladarán hasta el puente del Santo, «a dinámica fluvial del río (con alta torrencialidad) crea el escenario perfecto para la interacción entre ser humano y desastre natural», indican los organizadores de la ruta, Arsenio Muñoz, Andrés Gil y Javier Ramajo, que también aunará la colaboración de Javier Díez Morrás y Francisco Prieto Von Derschau.

En la tercera parada se hablará sobre recursos y reservas del acuífero del Oja, que tiene una superficie de 102 kilómetros cuadrados, un espesor medio de 12 metros y unas porosidad del 22%. Su volumen total de agua almacenada se cifra en 170 hectómetros cúbicos y la cantidad que se renueva actualmente oscila entre 48 y 57 hectómetros cúbicos. En el inventario de puntos de agua del 2015 aparecen 1.546 pozos.

«Santo Domingo no pudo elegir un lugar menos apropiado para edificar su puente y, con él, la ciudad»

La explotación del acuífero será, de hecho, el tema a tratar en la cuarta parada. En la quinta, titulada 'El río Oja baja cuando se le antoja', una conocida expresión local, se hablará sobre el gran 'pantano' existente en el subsuelo. «Los poros rellenos de agua que quedan entre las gravas y arenas que forman el aluvial del río, suponen 170 hectómetros cúbicos» -señalan los organizadores de la jornada-, lo que supera la capacidad total de los tres embalses riojanos: Mansilla, González-Lacasa y Pajares, que suman 136 hectómetros cúbicos. La ruta concluirá en el manantial de Patagallina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos