«La oportunidad más inmediata para Santo Domingo es la del Milenario»

Gustavo Bueno Sánchez, ayer en Santo Domingo. :: albo
Gustavo Bueno Sánchez, ayer en Santo Domingo. :: albo

El filósofo participó en el XIV Curso de Verano que se celebra en la ciudad calceatense con una charla sobre el comercio Gustavo Bueno Sánchez Director de la Fundación Gustavo Bueno

JAVIER ALBO

Gustavo Bueno Sánchez habla de su padre y de planes de futuro sobre la Filosofía en la ciudad natal de este, Santo Domingo de la Calzada, donde el martes habló sobre el comercio.

-Va a cumplirse un año de la muerte de su padre, Gustavo Bueno. ¿Qué ha pasado en este tiempo?

-Lo más importante ha sido la puesta en marcha de la facultad de Filosofía en León (México) y, también, que tenemos ya bastante avanzado el proyecto de sus obras completas. Este mismo año pretendemos publicar los dos primeros volúmenes. Hemos detectado un interés grande por su obra y es esencial poner a su disposición las que están agotadas y son difíciles de encontrar .

-En la facultad de México, además de sustentarse sobre su pensamiento, se ha colocado un busto de Gustavo Bueno. ¿Cree que en su ciudad natal, de la que también era 'Hijo predilecto', debiera dedicársele una calle?

-Este año hemos tenido una reunión muy interesante con el Ayuntamiento y la Universidad de La Rioja, en la que se abordó el proyecto de un instituto universitario sobre Gustavo Bueno aquí en Santo Domingo. Es decir, consolidar en la ciudad una actividad institucional académica estable, algo que no es sencillo porque requiere inversiones, instalaciones, un plan: si van a ser estudios reglados, tipo 'máster'... Se está madurando. Esto es mucho más importante que una calle o un busto, y también le daría vida a la ciudad.

-¿Cabe alguna posibilidad de que el archivo de su padre venga a Santo Domingo de la Calzada?

-Cabe, por supuesto. Mi padre tenía su biblioteca tanto en su casa de Oviedo como en la de Niembro. Este año hemos trasladado todos sus papeles a lo que fue la casa familiar de Oviedo, que es ahora también propiedad de la fundación. En plan funcional y operativo, de cara a ese proyecto de sus obras completas, están allí en Oviedo, pero no se descarta que puedan trasladarse después a Santo Domingo de la Calzada. Lo que sí proponemos a la ciudad, algo que ya hemos comentado con el Ayuntamiento porque brindaron la posibilidad de utilizar parte de la biblioteca, aunque también podría usarse la casa familiar, es ir preparando una biblioteca especializada en Filosofía, a la que nosotros podríamos aportar mucho material. Las posibilidades son todas y nuestra disposición es total.

-El martes habló sobre 'Santo Domingo de la Calzada y el comercio'. ¿Es aquí diferente la situación a la de otros lugares?

-No. El tema de este curso fue a propuesta del Ayuntamiento, puesto que se percibe una crisis del comercio, motivada por muchos factores. En mi charla insistí en dos ideas, principalmente: una, que el futuro de Santo Domingo depende de lo que haga Santo Domingo. No se puede uno quejar por una crisis general, porque cada ciudad, o cada núcleo de población cercano a esta ciudad, está luchando contra lo mismo: Nájera, Haro... Puede haber medidas generales, de la Comunidad Autónoma o del Gobierno de España pero que van a favorecer a todos por igual, con lo que mucho depende del propio ánimo e impulso que haya desde la ciudad. La situación es preocupante, pero no desesperada; se pueden tomar medidas, como históricamente se ha hecho. En el siglo XVI, el obispo Pedro Manso trajo a las monjas Bernardas, culminó el convento de San Francisco y encargó que se escribiera la primera historia sobre Santo Domingo, un libro de 1606 en el que por primera vez se cuenta el milagro del gallo y la gallina con los peregrinos. También fue muy importante el impulso que el cardenal Portocarrero dio a la obra 'Historia de Santo Domingo de la Calzada', de José González Tejada. Hay que entender todas estas cosas como mecanismos de lanzamiento de la presencia del Santo, que atrajeron a mucha gente. La oportunidad inmediata que hay ahora es el 2019, el Milenario del nacimiento de Santo Domingo. Se podrá decir que no es seguro que fuera esa fecha, pero también en el año 2009 se celebró el IX Centenario de la ciudad porque era la fecha en la que había muerto el Santo y tampoco ese fue el momento en el que empezó la ciudad. Son fechas simbólicas. A mi juicio, Santo Domingo tiene que dejar de ser un punto más del Camino de Santiago. Hay que resaltar su peculiaridad en el mismo.

Fotos

Vídeos