Mendiola deja su puesto de edil con «la conciencia tranquila y la cabeza alta»

Mendiola, ayer en el pleno. albo/
Mendiola, ayer en el pleno. albo

El Pleno tomó ayer conocimiento de su renuncia como concejal de IU y de su sustitución por Jorge Sánchez

J. ALBO

«Aciertos, honestidad, trabajo, salud y república». Es lo que deseó Diego Mendiola a los corporativos y vecinos en el Pleno de anoche al despedirse como concejal de IU, como decidió la Asamblea Local de la que es coordinador para posibilitar que otra persona -Jorge Sánchez Bartolomé- se forme en el ámbito institucional. Tras ello desplegó una bandera republicana sobre su mesa.

Mendiola, a quien los demás corporativos agradecieron su dedicación, indicó que sus siete años como concejal «me han merecido la pena, me valen, no quiero más» y, como resumen de su singladura afirmó que «digo muy contento que no le debo nada a nadie; que digo lo que pienso; que pensamos lo que decimos dijo marcharse y que tengo la conciencia tranquila, la cabeza alta; que la política que he hecho ha sido en palacio de cristal y que estoy muy orgulloso de reivindicar un espacio político que existía en este municipio y que por las circunstancias y vicisitudes históricas no se había reivindicado en muchísimos años».

En su discurso, Mendiola dijo haber echado en falta «mecanismos de participación» y también más información sobre asuntos municipales por parte del equipo de Gobierno. Indicó, además, que «vemos un declive en el municipio», al que achacó una «responsabilidad colectiva».

La toma de conocimiento de su renuncia fue uno de los asuntos del pleno, en el que el concejal Javier Azpeitia se hizo eco de las quejas «justificadas» en el vecindario por el elevado IBI y demandó una revisión de los valores catastrales «para posicionarnos en la lógica que los mercados nos han marcado en los últimos años». El alcalde, Agustín García Metola, le respondió que desde que entró el actual equipo de gobierno socialista en el 2015 «no hemos realizado ninguna subida de tasas, impuestos o precios públicos».

El 'popular', David Mena, también preguntó por la situación en la residencia Hospital del Santo, tras el cese de su gerente, Olga Janda. «Me he negado siempre a dar información de la Fundación Hospital del Santo en el pleno, porque no depende del pleno, es una fundación de derecho privado, que tiene además el deber de secreto sobre el contenido de sus reuniones».

García Metola explicó, por otra parte, que la falta de suministro de agua sufrida en la mañana del pasado domingo se debió a que se soltaron unas bridas en el sistema de bombeo, salió agua y ello originó una pérdida de presión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos