Las doncellas blanquearon las calles

Procesión de las doncellas/Javier Albo
Procesión de las doncellas / Javier Albo

Veinticuatro jóvenes participaron en la procesión del Pan del Santo y del Peregrino, a la que dio lustre el sol

JAVIER ALBO

santo domingo. Las doncellas. Jóvenes, radiantes, blancas... Sobre todo, protagonistas, incluso hasta en la mesa que los priores, Florentino Rodríguez y Anunciación Blanco, prepararon para ellas, como obsequio por su participación en la procesión que en programas y documentos se escribe como 'del Pan del Santo y del Peregrino' y en la calle se dice 'de las doncellas', sin más. Cientos de personas desfilaron durante la mañana en torno a ella, con el nexo común de la coincidencia en elogiar la sencillez a la vez que elegancia de la simbólica composición. Los priores no pararon de recibir felicitaciones.

Las visitas se cerraron durante un corto lapso de tiempo en torno a un mediodía de nervios, portados por las jóvenes doncellas que, en número de 24, comenzaron a llegar a la casa de la cofradía del Santo. Tras recibir las instrucciones oportunas por parte del abad de la cofradía, Francisco José Suárez, e imponer a parte de ellas la medalla de 'hermanas del Santo', la procesión aguardaba abajo, en calles de sol y sombra, llenas de expectación. Todos estaban en su sitio, ocupando su parte en la procesión más llena de símbolos y que más representa la obra caritativa de Domingo García, el de la Calzada, localizada en los molletes que las jóvenes portan en sus cestos.

6
Misa y 'Almuerzo del Santo'
11
Misa y procesión del Santo.
12 y 18
30. Circo Holiday, gratis.
18
Festival taurino.
20
'Preñaos' en La Alameda.
21 y 02
Disco Music.
22
'Dos mejor que una', Avenida.
24
Concierto de 'Efecto Pasillo'.

Gaiteros, danzadores, autoridades, cofradías, banda de música, un carro cargado de leña y de niños, las caballerías que portaban todos los elementos para el almuerzo del Santo repartido esta mañana... Con tan completa compañía, la procesión avanzó entre calles llenas de ojos escrutadores hasta llegar al Hospital del Santo, donde las doncellas entregaron los molletes a los abuelos y airearon los escasos nervios que aún quedaban. Algunas fotografías con familiares y amigos y vuelta a la casa de la Cofradía del Santo. Tradición bien cumplida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos