El cerdo, para comer y aprender

La directora, Mari Carmen Sanz, habla al final de la jornada. :: albo/
La directora, Mari Carmen Sanz, habla al final de la jornada. :: albo

La Escuela de Hostelería y Turismo celebró ayer las quintas jornadas de la Matanza

J. ALBO

Del cerdo gustan hasta los andares. Y, además, se aprende con él. Eso es lo que han hecho estos días los alumnos de la Escuela de Hostelería y Turismo -formarse- en torno a las V Jornadas de la Matanza, patrocinada por la Fundación Caja Rioja, a las que puso ayer el broche un menú que llenó de invitados el comedor del centro. Su preparación fue comandado por Francisco de Gregorio, chef del Hotel Virrey Palafox, de El Burgo de Osma, con el concurso de alumnos de Gestión de Alojamientos Turísticos, Cocina y Gastronomía, Servicios en Restauración, Dirección de Servicios y Pastelería, Repostería y Confitería. Además de generar la actividad propia en cada uno de los ciclos -recibir, servir, cocinar, etc- los alumnos han aprendido sobre su despiece con el carnicero local José María Ochoa.

Torreznos de Soria, taco de torrezno trufado, ensalada de escabechado con cacahuetes, pastel de carne con pasas y orejones, canelones de lomo con boloñesa de setas, picadillo con manzana y queso de cabra, papada con ensalada de col y postre. En eso consistió el menú, con el que colaboraron Florentino Martínez, Peñaclara, aceite 5 Valles, Licorera Albedense y la Huerta de Tormantos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos