Barrón dimite como edil del PP tras denunciar irregularidades electorales

Carlos Barrón, al que acompañaron ayer otros miembros de su candidatura. :: /Javier Albo
Carlos Barrón, al que acompañaron ayer otros miembros de su candidatura. :: / Javier Albo

Acusa a la cúpula regional de manipular el proceso de elecciones a la junta local, de la que se retira y, aunque deja el Grupo Popular, seguirá como concejal no adscrito

J. ALBO

Carlos Barrón dimitió ayer como concejal del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada -aunque seguirá como edil no adscrito-, tras denunciar al PP de La Rioja ante el Comité de Derechos y Garantías por «irregularidades y falta de democracia interna» en el proceso de elecciones a la Junta Local previstas para hoy, en las que él encabezaba una de las dos candidaturas (la otra, David Mena).

El edil denunció la «actividad oscura y antidemocrática, más típica de sistemas históricos caciquiles ya superados», en la gestión interna del partido de la actual dirección del PP de La Rioja. En ella enmarcó que se hayan «inflado» los censos electorales «con nuevos afiliados para controlar los resultados del proceso», o «eliminado sin complejos a los afiliados perfectamente constituidos y al corriente de pago que manifestaron claramente su apoyo a mi candidatura».

Según sus datos, a 4 de septiembre había 127 afiliados. «Pero el censo entregado el 7 de septiembre -añadió- contiene 78 nuevas altas, entre ellas extranjeros y personas no empadronadas en Santo Domingo de la Calzada». Ello es una «irregularidad gravísima» que -dijo- vulnera los estatutos del partido sobre la remisión e información a las ejecutivas locales de las solicitudes de afiliación entregadas en otras sedes distintas a las de residencia o censo del solicitante.

Barrón también habló de «oscurantismo» y dijo que a la presidenta de la Junta Local, Esther Vargas, se le contestó con «hay órdenes de Génova de no darte las listas de afiliados» cuando esta solicitó los censos electorales y «le dijeron que bajara a Logroño y le enseñarían en el ordenador la lista», algo que hizo con un notario, que «recogió en acta» la expresión citada. Aparte, denunció, como otra de las trabas, que «se me ha entregado un censo sin direcciones, con lo que es imposible llevar a cabo la campaña electoral y dirigirme a los afiliados por correo».

Por todo ello, el edil pide al Comité de Garantías del PP la suspensión o anulación del proceso y que «garantice la imparcialidad y la democracia interna, para evitar un fraude electoral mediante la utilización de un censo electoral manipulado». También retira su candidatura, «porque no queremos ser partícipes del sistema caciquil del nuevo equipo dirtectivo del PP de La Rioja» , dice, no sin añadir que en la decisión también ha pesado «la lentitud en la toma de decisiones de Génova y la desilusión a la vista del ejemplo de los conflictos surgidos en el proceso de Haro», donde refirió que también se impugnó.

Aunque deja el Grupo Popular y se da de baja como afiliado, dice que va a seguir como concejal no adscrito «porque pienso que hay algo más en el trasfondo de todo esto». Así, podrá «solicitar, ver, revisar cualquier expediente, pagos y documentación en el ayuntamiento que, desde hace dos años me ha negado el portavoz del PP para que solamente el 'binomio Azpeitia-Mena tuviera acceso a toda la información municipal». Barrón afirmó que «creo en la política como instrumento para mejorar la vida de los vecinos, pero eso requiere respetar la legalidad, reglas de juegos de los partidos y defender los interese generales de los ciudadanos y no los particulares de algunos».

Más

Fotos

Vídeos