Arranca el plan de regadío del Oja

Una de las balsas previstas, la de Manzanares, triplica la capacidad del embalse de Leiva, en la imagen. /  J.A.
Una de las balsas previstas, la de Manzanares, triplica la capacidad del embalse de Leiva, en la imagen. / J.A.

J. ALBO

Comenzar a trabajar en la constitución de la comunidad de regantes que habrá de decidir sobre el proyecto de transformación en regadío de la zona del río Oja fue el principal acuerdo de la reunión que el lunes mantuvieron en el Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada representantes municipales, comunidades de regantes, agricultores y consejos agrarios de las poblaciones afectadas por el plan. A ella también se invitó a los representantes de Ojacastro y Santurde de Rioja, aunque estos últimos no asistieron pero remitieron un escrito, al que se dio lectura, en el que ponen de manifiesto su oposición a esta infraestructura. En la convocatoria estuvieron representadas las localidades de Cirueña, Grañón, Hervías, Santo Domingo de la Calzada, Tormantos, Ojacastro, Manzanares y Gallinero de Rioja. Faltaron cinco de las diez poblaciones a las que se dirige el proyecto: Bañares (que disculpó su inasistencia), Herramélluri, Leiva, Corporales y Villalobar.

La reunión comenzó con una breve exposición sobre las diferentes reuniones mantenidas al respecto y las previsiones del actual Plan Hidrológico para el agua de boca (bombeo de pozos en la peña de San Torcuato) y para regadío en la zona (proyecto de las balsas de Manzanares y Corporales). Ello dio pie a un amplio debate, tras el cual se acordó celebrar una nueva asamblea el día 12 de abril, a las 20 horas en el Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada, con la finalidad de dar los primeros pasos para la constitución de la comunidad de regantes. Esta es, en definitiva, la que debe dar los pasos sobre la aceptación o no del proyecto de regadío a través de las balsas de Manzanares y de Corporales, que regularán 7 y 3 hectómetros respectivamente, cuyo coste, incluido el sistema de canalizaciones hasta las parcelas, ronda los 170,6 millones.

El Ayuntamiento de Santo Domingo de la Calzada notificará el acuerdo esta misma semana al resto de ayuntamientos afectados, con la finalidad de que las comunidades de regantes y/o los propios agricultores, envíen a dos representantes de cada población a la citada reunión de abril, a los efectos de iniciar el proceso de constitución de la entidad que debe tomar las decisiones y actuar como interlocutora con las administraciones.

En la misma reunión también está previsto abordar la posibilidad de plantear alternativas para la redacción del próximo plan hidrológico de la cuenca del Ebro, cuyos trabajos se alargarán, según se dedujo de las diversas reuniones mantenidas con el consejero de Agricultura, Íñigo Nagore, durante este año 2018 y el próximo 2019.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos