Los andamios vuelven a la catedral

Andamiaje junto a las tablas y el órgano, ya desmontado, entre el coro y el gallinero de la catedral. :: / Javier Albo

Comienzan las labores de restauración del órgano y de las tablas de los milagros

Javier Albo
JAVIER ALBOSanto Domingo

La catedral de Santo Domingo de la Calzada vuelve a encontrarse en obras. El templo es escenario estos días de los trabajos de desmontaje del órgano del siglo XVII ubicado en el coro -labor que ya ha concluido- y, también, de las tablas de los milagros del Santo situadas bajo el mismo, en el muro al lado de la epístola. Es el primer paso del proceso de restauración a que van a someterse estos elementos. Además, se va a intervenir en los problemas estructurales que afectan a la zona que los soporta.

La restauración de todos ellos se va a llevar a cabo en el taller diocesano de restauración. En el caso de la del órgano, el presupuesto de la intervención asciende a 135.839 euros, de los que el Gobierno de La Rioja aportará el 85%, tal y como contempla el convenio que la Consejería de Desarrollo Económico e Innovación y la parroquia de la Santísima Trinidad suscribieron el pasado mes de julio para la recuperación de este instrumento, que permanece mudo desde el incendio que afectó en 1825 al coro. El fuego fundió toda la tubería del órgano, pero el 'secreto', es decir la parte del mismo donde está el arca de viento con sus canales y válvulas y en la que se apoyan los tubos, salió relativamente bien parada.

Según informó el Gobierno de La Rioja, la restauración «se llevará a cabo a la manera tradicional, aplicando las mismas técnicas que en su construcción y utilizando materiales de la misma especie y calidad que los originales, con el objetivo de recuperar un mueble de calidad, de los más antiguos conservados en La Rioja». De estilo barroco, fue construido por Diego de Ichaso, Lorenzo Baquedano y Fray José de Echevarría. Además, el organero Juan de Tabar compuso el instrumento y fue reconstruido por Lucas de Tarazona.

Está previsto que el órgano se estrene en el 2019, cuando se celebrarán los mil años del nacimiento del Santo

La intervención contempla la restauración de la caja y de su estructura; de los secretos y accesorios; la construcción de un nuevo teclado en el estilo original de la escuela de Lerín; la restauración de notas, registros y reconstrucción de la tubería. «Para el Jubileo del 2019 volveremos a escuchar su impresionante sonido después de un silencio de casi doscientos años», indica la parroquia sobre el año en el que se conmemorará el Milenario del nacimiento de Santo Domingo de la Calzada, anticipándose a la dada por segura declaración por la Santa Sede de Año Jubilar. Sería, de confirmarse, el segundo que celebra la ciudad calceatense, tras el concedido por la celebración del noveno centenario de la muerte del Santo, en el 2009. Al igual que aquel, este próximo tampoco sería un año natural, si no que, de otorgarse, el especial periodo de Gracia que concede la Iglesia Católica tendría vigencia del 25 de abril del 2019 al 7 de enero del 2020.

Daños estructurales

Respecto a la restauración de las tablas de los milagros del Santo, esta actuación corre a cargo de la parroquia, que tal y como ya anticipó el párroco durante la firma del convenio y también en el último boletín, implicará a los fieles en la financiación de la misma, mediante sus donativos voluntarios. En ella se encuentra un retablo que consta de nueve pinturas sobre tabla de Andrés Melgar y Alonso Gallego, realizados hacia el año 1531. En ellas se representan escenas de la vida y milagros de Santo Domingo, como el del carro, la curación del enfermo o el famoso del gallo y la gallina, que, precisamente, se recordará mañana con la tradicional romería a la ermita de la Mesa del Santo. Además, la parroquia actuará en la estructura que soporta las tablas, ya que el peso del órgano estaba originando daños en las mismas. Para ponerles coto se hará una estructura para estas independiente del instrumento.

Fotos

Vídeos