El alcalde ve «dificilísima» la situación en torno a la propiedad de las murallas

Tramo de muralla en la avenida de Burgos, donde parte del antiguo lienzo defensivo se encuentra en una situación muy preocupante. :: albo/
Tramo de muralla en la avenida de Burgos, donde parte del antiguo lienzo defensivo se encuentra en una situación muy preocupante. :: albo

El Ayuntamiento estudia opciones para hacerse con los tramos defensivos y rehabilitarlos, «aunque la gente quiere vender, y a buen precio»

J. ALBO

El alcalde de Santo Domingo, Agustín García Metola, califica de «situación dificilísima» la que rodea la propiedad de las murallas del municipio, asunto este que debe solucionarse antes de plantearse cualquier intervención rehabilitadora.

La mayor parte de las murallas son de propiedad privada y las pocas que son municipales -indicó el regidor municipal en el pleno del martes-, están sujetas a servidumbres. Es decir, que existe un derecho real sobre ellas por parte de otras personas , ya sean puertas, ventanas, accesos etc... Es 'el más difícil todavía' de un asunto que continúa enquistado en la agenda de todas las corporaciones, que han ido dando pasos aislados pero sin lograr hallar una solución global.

Con vistas a esta, el Ayuntamiento ha mantenido conversaciones con el subdirector general de Arquitectura y de ellas surgieron algunas alternativas que se están estudiando y que, incluso, han sido consultadas con abogados urbanistas; con el arquitecto redactor del Plan Director de la muralla y con los servicios de intervención de la Hacienda pública: la posibilidad de hacer deslindes, como se ha hecho en otras situaciones patrimoniales. «Donde se ha podido hacer se había podido demostrar que en algún momento determinado del proceso había existido mala fe por alguno de los intervinientes, pero en el caso de Santo Domingo de la Calzada es muy difícil demostrar porque la mayor parte de las escrituras vienen del siglo XIX», explicó García Metola. Otra posibilidad sería que la propiedad cediera el inmueble a la Administración durante 50 años para que se pueda hacer la rehabilitación, aunque la propiedad no sea pública.

García Metola reconoció que ya habían tenido lugar contactos con algunos propietarios de tramos de la muralla «y lo que quiere la gente es vender, y vender a buen precio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos