Agricultura plantea la transformación en regadío de 9.000 hectáreas del Oja

Reunión del Consejo Sectorial de Agricultura celebrado ayer en el Ayuntamiento. :: albo/
Reunión del Consejo Sectorial de Agricultura celebrado ayer en el Ayuntamiento. :: albo

Las administraciones convocarán en febrero una cita informativa sobre un plan que tendría un coste de 169 millones de euros

J. ALBO

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente y el Ayuntamiento programarán en febrero una reunión informativa sobre un proyecto de transformación en regadío de una amplia zona del Oja, presupuestado en unos 169 millones de euros, que posibilitaría el riego de unas 9.000 hectáreas.

De ello trató ayer el Consejo Sectorial de Agricultura, al que asistió el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, para, tal y como se había dejado pendiente en otra reunión celebrada en verano, poner sobre la mesa la previsión que figura en el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro y ver cómo se puede plasmar para intentar satisfacer con ella una vieja aspiración sobre el regadío en la zona.

Tal solución incluye, por una parte, un proyecto ya redactado que contempla la construcción de una conducción desde Ezcaray hasta dos balsas que se construirían en Manzanares y Corporales, de 7 y 3 hectómetros cúbicos, respectivamente. La ejecución de este proyecto puede ascender hasta 100 millones de euros, aproximadamente.

Por otra parte, también existe un anteproyecto de transformación en regadío, que, a través de una red de distribución que partirían de las dos citadas balsas permitiría, con más de 225 kilómetros de tubería, cubrir una superficie de unas 9.000 hectáreas.

Nagore indicó que con esto se verían beneficiados parte de los términos municipales de Santo Domingo de la Calzada, Bañares, Cirueña, Corporales, Grañón, Herramélluri, Leiva, Hervías, Tormantos y Villalobar. La ejecución de esta obra costaría unos 69 millones de euros.

En total, 169 millones de euros a pagar. En la reunión de ayer, Nagore lanzó una propuesta de financiación que, con la aportación de las administraciones, dejaría en manos de los regantes alrededor de un 30% del presupuesto total. Con ello, el coste por hectárea durante los primeros 25 años, variable anualmente, oscilaría entre 250-320 euros.

«Es un plan muy ambicioso pero las administraciones estaríamos dispuestas a hacer un esfuerzo muy importante para que este regadío pudiera llevarse a cabo en un plazo razonable de tiempo si así lo quieren los propietarios de los terrenos», aseguró Nagore. Así las cosas, la reunión de febrero serviría como punto de partida sobre la viabilidad de este proyecto.

Respecto al agua de boca, el Consejo Sectorial de Agricultura incidió ante Nagore en la necesidad de regular el Oja en cabecera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos