Una rotura deja a Ezcaray sin agua durante dos horas

Un operario trabaja en el lugar de la rotura de ayer. :: l.r./
Un operario trabaja en el lugar de la rotura de ayer. :: l.r.

Es el segundo 'reventón' que sufre la villa desde que el martes dieron comienzo las obras en la calle Benito Gandasegui

J. ALBO

Las obras de urbanización de la calle Benito Gandasegui comenzaron en la práctica el pasado martes y se han saldado, de momento, con dos 'reventones' en la red de agua soterrada bajo la misma, a razón de uno por día: uno el mismo martes, que obligó a cortar el suministro a toda la localidad durante un corto lapso de tiempo, y otro ayer, en torno a las 10.30 horas, que fue reparado unas dos horas después.

«Son redes muy viejas, que no sabemos muy bien por dónde van. Se pica un poco a tientas y, al abrir, con las vibraciones la uralita se rompe muy fácil. Las tuberías están muy mal y por eso se cambian y se arreglan», indicó ayer el alcalde de la villa, Diego Bengoa, que dejó caer lo que puede esperarle al vecindario: «Con todas las obras que vamos a hacer ahora de calles, esto es bastante habitual. Intentaremos que no sea así, pero alguna tubería se va a romper, seguro», manifestó.

La actuación en curso contempla, precisamente, la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento; la instalación de la de pluviales y también la pavimentación. Además de esta intervención, que va a ser realizada casi en su totalidad por la brigada de obras, próximamente comenzarán a ejecutarse las de urbanización de las calles Arzobispo Barroeta, San Lázaro y Labradores, que se prolongarán por espacio de ocho meses. En estas también se incluye la renovación de la red de abastecimiento de agua potable y la de saneamiento, además de la de electricidad, telefonía y alumbrado público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos